Nuncio Apostólico de Bolivia bendijo el Convento Santa Teresa

Iglesia Viva 15.03.18. En horas de la mañana luego de la celebración de la eucaristía en el marco de la Asamblea de Obispos de Bolivia, Mons. Angelo Accattino, Nuncio Apostólico de Bolivia hizo la bendición de los predios del Convento – Museo Santa Teresa, recientemente restaurado bajo una cooperación de la embajada estadounidense. Los Obispos agradecieron la acogida, visitaron las instalaciones que guardan riqueza, belleza histórica y cultural religiosa en sus ambientes, el convento fue uno de los primeros monasterios de Cochabamba, construido en 1760 y diseñado en estilo barroco italiano.

Reseña

El Convento – Museo Santa Teresa fue restaurado gracias al “Fondo del Embajador para la Preservación Cultural”, del Gobierno de los Estados Unidos de América, como muestra de su profundo respeto y compromiso  con la conservación del patrimonio histórico, religioso y arquitectónico de Bolivia.

El convento Santa Teresa fue uno de los primeros monasterios de Cochabamba, construido en 1760 y diseñado en estilo barroco italiano. En la actualidad, siete religiosas de la orden de los Carmelitas Descalzos viven en el monasterio.

La restauración de la obra catalogada como monumento nacional, incluyó la consolidación estructural, reposición de cornisas y torres, mantenimiento de revoques, molduras de piedra, cúpula, fachada, recuperación del pan de oro de los altares, el estuco y pintura de las paredes y la reparación de pisos y escaleras. El coordinador general de toda la renovación de la iglesia y convento fue su director, Padre Linton Guzman. Tres arquitectos bolivianos estuvieron a cargo del trabajo de restauración: Mario Moscoso Villanueva fue el director de obras; Simone Rinaldi el supervisor; y Ximena Santa Cruz la residente de la obra.

Desde su creación por el congreso de los Estados Unidos, el “Fondo del Embajador para la Preservación Cultural” ha proporcionado ayuda financiera para la protección de la herencia cultural del mundo en más de cien países. La restauración de la iglesia y el convento Santa Teresa tuvo un costo de más de un millón de dólares, y es el proyecto que logró el mayor aporte del Fondo del Embajador a nivel mundial. En Bolivia, el Fondo ha financiado desde el año 2001 diecisiete proyectos de restauración y conservación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *