Mons. Ricardo Centellas: “Todos esperamos una justicia imparcial, ágil, libre e independiente”

Iglesia Viva 12.04.18//En su discurso de Inauguración de la CIV Asamblea de Obispos de Bolivia, Mons. Ricardo Centellas, Presidente de la CEB, ha manifestado el deseo de la Iglesia boliviana por “una justicia imparcial, ágil, libre e independiente”. A su vez denunció que los esfuerzos por cambiar la administración de justicia son insuficientes, poniendo de ejemplo las elecciones judiciales y la realidad de las cárceles en el país como “espacio de deshumanización y por supuesto signo de injusticia letal”.

Extracto del Discurso de Mons. Centellas, en la Inauguración de la CIV Asamblea de Obispos de Bolivia, Casa Maurer – Cochabamba

La Justicia

La justicia como valor fundamental de la convivencia social será otro de los temas para reflexionar y encontrar algunas orientaciones pastorales que nos permitan avanzar en el cambio estructural que necesita nuestro pueblo. Todos esperamos una justicia imparcial, ágil, libre e independiente. Hace falta superar la práctica de la justicia que responde a intereses económicos y políticos, una justicia politizada que manipula las leyes y los derechos personales y colectivos para absolutizar el poder.

Son insuficientes los esfuerzos por cambiar la administración de la justicia. Hace poco participamos de las elecciones judiciales y constatamos que el remedio es peor que la enfermedad, o al menos no soluciona la enfermedad. Si no hay independencia de poderes, seguiremos poniendo parches superficiales y no soluciones verdaderas. “A vino nuevo odres nuevos”, dice Jesús en el Evangelio. Únicamente, la justicia libre del lucro y de la política partidista estará al servicio de la dignidad de la persona y del bien común.

La realidad de las cárceles es un espacio de deshumanización y por supuesto signo de injusticia letal. Tantas expresiones de violencia a la dignidad de las personas: Hacinamiento, negociados, corrupción, retardación de procesos, muertes y falta de itinerarios de reinserción social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *