Para los cristianos Cristo constituye la referencia principal de nuestra vida

Iglesia Viva 5.2.2018. Mons. Sergio Gualberti Arzobispo de Santa Cruz, destaca que los cristianos contamos con la luz de Cristo en nuestras vidas, es la mejor noticia que celebramos en nuestra fe. Su mensaje fue parte de la homilía de este domingo, en sintonía con las lecturas del día.

A diferencia de Job los cristianos contamos con la respuesta de Dios en el misterio de la muerte y resurrección de Cristo.
Creo que todos nosotros, alguna vez en nuestra vida, nos hemos puestos esos “por qué” cuando hemos caído en la angustia y el sufrimiento por una desgracia, una decepción, enfermedad grave o la muerte de un ser querido. Pero nosotros cristianos, distintamente de Job, tenemos la gracia de contar con la respuesta de Dios en el misterio de la muerte y resurrección de Cristo. Jesús Resucitado, vencedor del pecado y la muerte, ilumina nuestra mente, da vigor a nuestra debilidad, trae sosiego a nuestro corazón, asumiendo sobre sí la experiencia humana del sufrimiento y de la muerte y sembrando la esperanza de la vida eterna.

Los prodigios y milagros de Jesús marcan un nuevo horizonte y ponen nuestra vida al servicio del Reino de Dios
Los prodigios y milagros que Jesús realiza en su vida pública, como los que nos relata el Evangelio de hoy, son signos de este nuevo horizonte de vida. Jesús, después de haber echado en la sinagoga de Cafarnaúm a un espíritu maligno que atormentaba un hombre, se dirige a la casa de Simón. Allí Jesús encuentra a la suegra del apóstol en la cama y con fiebre, se le acerca, la toma de la mano y la sana, sin decir una sola palabra. “La hizo levantar… y (ella) se puso a servirlos”. La mujer se levanta y sirve, a indicar que queda sanada tanto físicamente como de la fiebre del mal que tiene postrado y en su poder al ser humano y lo incapacita a obrar el bien.
La liberación que trae Jesús abarca “todo nuestro ser”, nos suelta de todas las cadenas, nos hace sus discípulos y nos capacita a poner nuestra vida al servicio del Reino de Dios.

Jesús después de administrar sanidad a enfermos y endemoniados lleva al pueblo a predicar
Al atardecer de ese mismo día, terminado el descanso sabático, la gente sale en masa de sus casas y lleva enfermos y endemoniados donde Jesús, y él los sana a todos manifestado su poder de salvación. La mañana siguiente, antes del amanecer, Jesús se retira a un lugar desierto para orar y entrar en diálogo y comunión total con el Padre, pero no puede quedarse a solas, porque lo busca mucha gente ansiosa de ser liberada de sus males. Jesús, consciente de la misión que le espera les dice: “Vayamos a otra parte a predicar, porque para eso he salido”.

San Pablo entrega toda su vida a la misión del anuncio de la Buena Noticia
El celo por el anuncio de la Buena Noticia de la salvación, es lo que anima también a San Pablo a entregar toda su vida a la misión: “¡Ay de mi si no predicara el evangelio!…Todo lo hago per el Evangelio… Me hice todo para todos”, una entrega total, para ganar cuanta más gente posible a los bienes del Reino de Dios.

En el mundo de hoy Jesús es la luz esperanzadora que da verdadero sentido al sufrimiento y la muerte
El testimonio de Jesús y de Pablo es un fuerte llamado para que cada uno de nosotros tome conciencia de que la vocación cristiana nos llama a comprometernos con la misión de anunciar el Evangelio y testimoniar a Jesucristo como nuestro Salvador. En nuestro mundo de hoy, tan insatisfecho y en búsqueda de autenticidad y de sentido de la existencia humana, Jesús es la luz esperanzadora que da verdadero sentido al sufrimiento y a la muerte y la certeza firme que sostiene nuestra vida en todo momento, aun en las pruebas, el desconcierto y las desgracias.

José Howard Rivera Fernández

Nacido el 29 de marzo de 1967

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *