Es hora de comenzar, ¡ahora!, ¡ya!

Iglesia Viva 23.01.17//Un fuerte llamado de Mons. Gonzalo del Castillo, Obispo emérito castrense, la mañana de este domingo 21 de enero, durante su homilía desde la Basílica Menor de San Francisco: No hay que dejar las cosas importantes para mañana. Es hora de comenzar, ¡ahora!, ¡ya!

QUERIDOS HERMANOS, HERMANAS Y TODOS LOS QUE NOS SIGUEN EN LOS CANALES DE RADIO Y TELEVISIÓN PARTICULARMENTE LOS ENFERMOS E IMPEDIDOS

El Señor  nos habla con hechos  concretos  acaecidos últimamente en nuestra Patria´.  Esta semana hemos sido iluminados con la proclamación del primer libro de Samuel del A.T.  “ESCUCHA” (Shemá) a Dios que se manifiesta en la voz del pueblo…no quiere holocaustos y sacrificios sino  que se obedezca  su voz porque la docilidad vale más  que toda ideología  y poder .Dios  “ESCOGE” Y “ENCUENTRA”  a David el servidor humilde, sencillo pero fuerte capaz de vencer  a Goliat en nombre de Dios Poderoso.  La “CONFIANZA” en  el único Dios victorioso en quien confiamos y no tememos. La “ RECONCILIACION” entre  Saúl y David. Pudiendo David  matar a Saúl no lo hace porque respeta a Saúl como  rey ungido por Dios…  Este Su Hijo Jesús instituye a los Apóstoles  y a sus sucesores los OBISPOS, para ser ministros de esta Reconciliación.  Finalmente  la “SOLIDARIDAD” frente al dolor, sufrimiento y muerte del rey Saúl , David  se rasga las vestiduras  y  pronuncia  el canto fúnebre “Tu esplendor ha sucumbido en las alturas de sus montañas.  ¡Cómo han caído los héroes ¡Sólo Dios  permanece eternamente.

Este tercer domingo  se  presenta a JONAS  el profeta desobediente que la primera vez no le hizo caso al Señor fracasando en sus propios gustos. Dios lo llama por segunda vez  después de salvarlo de sus antojos. El Señor lo escoge para ir a predicar el cambio de vida, la conversión de sus actos,  a  los habitantes de la enorme Ciudad, NINIVE, «Levántate y vete a Nínive, la gran ciudad, y predícale el mensaje que te digo.» Se levantó Jonás y fue a Nínive, como mandó el Señor. Esto es lo que hace Jonás con su llamada a la conversión de los ninivitas (Jon 3,1- 10)  Este cambio de vida y de conducta hizo que los ninivitas se salvaran. Para el hoy de nuestro caminar con tantas violencias, injusticias, maldades, presentación firmada de verdades a medias, corrupciones y pecados graves  nos vienen bien las palabras  del Papa Francisco:

“Hago un llamamiento a todas las partes a poner fin a toda la violencia y buscar la armonía y la paz en el país”. “No podemos perdonarnos solos” “el perdón de nuestros pecados no es el resultado de nuestros esfuerzos”, sino un “regalo”, que “se deriva directamente del misterio pascual, de la reconciliación”.

“Un cristiano un católico, también un “hombre de gobierno”, para defenderse en las dificultades no usa ni a Dios ni al pueblo

Delante de la “gran traición” de su hijo, el rey David elige que Jerusalén no sea destruida, cumple un verdadero “camino penitencial” y confía en Dios.

“El corrupto escandaliza a la sociedad, escandaliza al pueblo de Dios”. “La puerta de salida, para los corruptos políticos, para los corruptos negociantes y para los corruptos eclesiásticos: pedir perdón”  se arrepiente  y hace penitencia”

El Salmo 24 nos convoca a seguir un camino para el cambio de vida  con virtudes y principios morales que instruyen nuestras sendas: la lealdad, la ternura, la misericordia, la bondad, el caminar con rectitud  y humildad

En la segunda lectura     proclamada hoy San  Pablo se hace eco del carácter definitivo, irreversible e inminente del tiempo,  kairós  de Dios en nuestra vida para urgir a la conversión de los corintios (1Cor 7,29-31). Ese mismo tiempo de Dios, oportuno, de gracia y de salvación, se identifica con el Reino de Dios y se acerca definitivamente a los seres humanos en la persona de Jesús

 

Finalmente la Palabra del Evangelio tiene  tres mensajes  muy concretos:

  1. A) La entrega, la traición, al profeta Juan, no asusta a Jesús. Nadie le ata las manos.. Jesús viene del desierto con un mensaje liberador en el corazón. Marcha a Galilea, el pueblo contaminado de paganismo, al que los judíos ortodoxos veían mal. Se acerca a los pobres y desheredados, a los enfermos y maltratados, a los más necesitados de respiro y liberación. Tenemos delante este rostro de Jesús ponemos ante él todo lo que nos paraliza. Él nos ayuda con palabras y con obras, nos da aliento.

Jesús anuncia una estupenda noticia, una Buena Nueva: Dios nos ama. Dios, él mismo, es la mejor Buena Nueva. Con este anuncio se llena de alegría y esperanza nuestra vida nos da la mano para que nos levantemos. Nos llama para que compartamos con él su manera de entender la vida.

  1. B) Se ha cumplido el tiempo’.

Con Jesús llega la plenitud. Ya no estamos de espera. Este es el tiempo importante, la hora de la verdad, el momento decisivo, es el tiempo de gracia, la oportunidad. No hay que dejar las cosas importantes para mañana. Es hora de comenzar, ¡ahora!, ¡ya! “Jesús es un tesoro de vida y amor que no puede engañar” (Papa Francisco).

‘Está cerca el Reino de Dios’.

El Reino es la presencia amorosa de Dios, que se ha hecho cercanía y que hay que acoger con gozo y fe. Despertar esta presencia es tarea del Espíritu Jesús siempre está haciéndonos “llamados… para que nos acerquemos a Él”

C)‘Conviértanse y crean en el Evangelio’.

Cambien de rumbo, cambien de mentalidad. No más violencias, no más mentiras disfrazadas, no mas malos tratos inhumanos, violaciones, golpes, gacificaciones, persecuciones, paros, bloqueos, violencias y malos deseos de dividir Instituciones  sembrando cizaña.

El comportamiento, cada vez más maduro y profundo de Jesús será lo que nos ayude a cambiar de mentalidad. ‘Crean la Buena Noticia’: Dios es amor, don total. Es posible creer esto porque Jesús nos merece confianza, nos fiamos de él. “¡Oh Señor mío, que si de veras te conociésemos, “nada nos turbe, nada nos espante, Dios no se cambia sólo Dios basta.” Les deseo a todos un feliz día feriado sin sobresaltos desagradables y con mucha paz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *