Triduo por la unidad de los bolivianos: Hoy más que nunca recurramos a Dios que es perdón, unidad, paz y reconciliación

Iglesia Viva 17.01.18. “La lectura de hoy nos invita a mirar la historia de la salvación, Dios elige, el ser humano responde, siempre para cumplir una misión que debe ser conforme al querer de Dios, nos invita hoy a mirar que Dios no se revela en el poderío, no se hace presente en la arrogancia del ser humano, en la prepotencia que a veces nosotros podemos manifestar, se manifiesta en la humildad y simplicidad, y hoy cuando celebramos la eucaristía pidiendo la unidad y la paz en nuestro país se nos invita a asumir, pero sobre todo a invitar y a tener los mismos sentimientos de Dios, de humildad, mansedumbre, paz, unidad y serenidad”, Mons. Aurelio Pesoa, Secretario General de la Conferencia Episcopal Boliviana celebró la eucaristía del primer día del “Triduo por la Unidad”, iniciativa que la Iglesia católica realiza ante los conflictos sociales que vive Bolivia.

Este 16, 17 y 18 de enero se realizan momentos de oración y eucaristía en la Basílica Menor de San Francisco en La Paz desde las 18:00 hrs. con el objetivo de llamar a los fieles para que puedan elevar una oración por la unidad y la paz de los bolivianos y bolivianas.

“La palabra de Dios debe ser la que guie el caminar de todo hombre y mujer que se precia de ser cristiano y más aun de ser católico, si nosotros nos confesamos como católicos debería ser descontado todo aquello que no condice con el nombre que decimos ser, el católico deber ser una persona de paz, unidad, fraternidad, perdón, reconciliación, una persona que busca el bien, no sólo personal, sino de toda la comunidad”.

“Hoy más que nunca se nos exige recurrir a ese Dios que es el perdón, unidad, paz, reconciliación. La ley es para favorecer a la vida, no para fomentar la muerte, Jesús ve el proyecto original de Dios a favor del ser humano y las leyes humanas también a través del tiempo y en nuestros días deberían ser las que vayan a favor del ser humano, porque si van en contra la paz y unidad se alejarán”. “Por eso la palabra de Dios nos dice que la ley no debe ser un yugo asfixiante, no debe estar por encima del hombre, sino más bien debe ser un medio que libera, don para la persona y de ninguna manera debe ser una imposición”.

“Jesús es el Señor del tiempo y de la historia y Él que es la libertad absoluta de Dios, muestra su amor y predilección por los necesitados y pobres de este mundo, por los que tienen hambre de justicia, Jesús como nos dice el Papa Francisco, tiene predilección por aquellos que son descartados de la sociedad, como católicos cristianos recurramos al evangelio y pidámosle a Dios que Él conceda lo que de verdad pedimos, el Señor en el evangelio nos dice pidan y se les dará, busquen y hallarán, toquen y se les abrirá, esa es la confianza fe y esperanza que nosotros debemos cultivar en estos días y siempre sabiendo que Dios no nos defraudará, es el Dios de la verdad que actúa y da lo necesario en el momento oportuno, es el Dios que cumple las promesas, distinto a tantas promesas que hemos escuchado y escucharemos”.

“Este triduo por la unidad nos invita a que de verdad cultivemos nuestra fe convencida en que Dios no nos defraudará, hermanos pidamos que el Espíritu Santo nos ilumine y fortalezca, para que no quedemos prisioneros de nuestras concepciones legalistas, que no conducen muchas veces al bien de todos, y que muchas veces nos impide encontrarnos con Dios y los hermanos”.

“La ley no puede estar por encima del querer de Dios, pidámosle con fe y confianza que Él nos infunda la esperanza, que lo que le pedimos se haga realidad, si lo hacemos muy convencidos y con mucha fe”. “Que Dios bendiga a nuestra patria y a todos los bolivianos, que nos conceda aquello que más necesitamos, no sólo en estos días de conflicto, sino todos los días de nuestra vida”, manifestó Mons. Aurelio en la homilía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *