El encuentro con Cristo se tiene que dar en el encuentro con los demás

Iglesia Viva 15.1.2018. Es el mensaje profético que extrae Mons. Jesús Pérez, Arzobispo Emérito de Sucre, del Evangelio de este domingo, a tiempo de compartir su mensaje dominical.
“No se puede vivir en Cristo y con Cristo al margen de las personas que nos rodean. El encuentro con Cristo se tiene que dar en los encuentros con los demás; la amistad con Cristo en la amistad con los amigos: su amor, en el amor con las personas queridas”, escribe Mons. Jesús Pérez.

LOS ENCUENTROS
El domingo pasado, fiesta del Bautismo de cristo, hemos dejado atrás el tiempo de navidad y hemos entrado en el Tiempo Ordinario, la vida “normal”, también en el ámbito cristiano, hasta el día 16 de febrero, en que comenzaremos la CUARESMA-PASCUA. Apenas serán seis semanas del tiempo ordinario. Todavía este domingo no leemos a Marcos, hoy es Juan 1,35-42, el próximo domingo escucharemos al evangelista Marcos.
Juan el Bautista, el Precursor del Señor, da testimonio de Jesús, diciendo: “este es el Cordero de Dios”, título que luego, en el Apocalipsis, será el nombre que se aplicará a Jesús, nada menos que 19 veces. Otras veces Juan presenta a Jesús como el Mesías, el que ha de venir. A consecuencia de este testimonio, dos discípulos, Andrés y otro, siguen a Jesús, y se quedan ya con Él. San Juan en su evangelio dice: “eran las cuatro de la tarde”, cuando estuvieron con Jesús.
El encuentro de los discípulos de Juan el Bautista con Jesús, lo describe Juan en su evangelio en una forma sencilla, aparentemente natural, humana y entrañable como son los sencillos encuentros profundos en que nace la amistad entre las personas. Unos amigos, discípulos del Bautista, descubren a Jesús. Se lo presenta Juan y se encuentran, se sienten atraídos, se unen a él. Ellos se lo dicen a sus hermanos o conocidos quienes también se acercan a Jesús. Así nace la vocación de apóstoles en el sencillo calor humano del encuentro interpersonal, a través de las relaciones familiares y de amistad. En esos encuentros encarna Jesús su presencia, su llamada, en atracción. ¿Qué tendría la mirada de Jesús? ¿Estamos atentos a la mirada de Jesús?
El evangelio de este domingo, segundo del tiempo ordinario, tiene un bello mensaje para los discípulos de Jesús de hoy, o sea, para todos los bautizados. Este pasaje entrañable nos brinda un mensaje de que la fe, el encuentro personal con Jesús y las vocaciones o llamadas que se hacen, nacen y se difunden a través de las relaciones humanas de amistad, de amor, de familia, en los encuentros humanos.
Sin duda alguna, el mensaje del evangelio de hoy es una requisitoria a nuestra forma de vivir la relación con Jesús y con las personas. El cristiano está llamado a vivir una profunda relación con Jesús y con las personas, sin rupturas artificiales y perniciosas que separan el encuentro con Jesús del encuentro con los amigos, compañeros, novios, esposos, padres e hijos, con los seres queridos, con las personas cercanas con quienes nos encontramos cada día. No se puede vivir en Cristo y con Cristo al margen de las personas que nos rodean. El encuentro con Cristo se tiene que dar en los encuentros con los demás; la amistad con Cristo en la amistad con los amigos: su amor, en el amor con las personas queridas.
Sucre, 14 de enero de 2018.
Fray Jesús Pérez Rodríguez. O.F.M., Arzobispo emérito de Sucre.

José Howard Rivera Fernández

Nacido el 29 de marzo de 1967

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *