Comunidades Eclesiales de Base: Manifiesto por la Vida

Iglesia Viva 19.12.17// Las Comunidades Eclesiales de Base de Bolivia hacen conocer su rechazo al aborto y su compromiso por la defensa de la vida en el siguiente manifiesto:

MANIFIESTO EN DEFENSA DE LA VIDA

“’El aborto es un crimen abominable y la vida debe protegerse en todas sus fases. Todo derecho civil se asienta en el reconocimiento del primero y fundamental de los derechos: El derecho a la vida, que no está subordinado a condición alguna, ni cualitativa, ni económica, ni tanto menos ideológica”. Papa Francisco.

Bolivia está de luto, la población ha sido defraudada una vez más, ya que se ha conocido por los medios de comunicación que en pasados días, varios de nuestros representantes parlamentarios en particular los pertenecientes al partido en función de gobierno no les interesa la vida, y defenderla es meramente discurso útil para conquistar al electorado. Al aprobar el artículo 157 referido a las causales que amplían un aborto provocado, dejan a las mujeres con embarazos en riesgo y no planificados, en una situación de indefensión y sometidas a ser víctimas de mayor violencia a la que están sufriendo. Sabemos que muchas de ellas, nunca recurrirían a un aborto, si se les mostrara una alternativa que les ayude a superar la situación, que no implique el matar al bebé en camino. En un país que tiene un bajo crecimiento demográfico, ocupando el último lugar de la región con nueve habitantes por kilómetro cuadrado según el último censo nacional, se aprueba un artículo que descarta la vida de los nonatos, resultando contradictorio con otras políticas enarboladas por el proceso de cambio, llevando a disminuir la tasa de natalidad, en un país tan grande en extensión como el nuestro.

Quieren hacer creer que las mujeres tienen el “derecho humano” a abortar, frente a esto recordemos que no existe el derecho a abortar porque los niños no son una enfermedad, cualquier derecho humano tiende a preservar la vida e integridad de los más vulnerables.

Como católicos comprometidos con Jesús Rey de la vida, toda vida es sagrada, y es nuestro deber hacer avanzar la cultura de la vida, como respuesta a la lógica de la importada cultura del descarte y a la caída demográfica. Penosamente Bolivia ha entrado a una economía sangrienta, porque el aborto es un negocio redondo a nivel mundial; se encuentra fresca en la memoria colectiva el escándalo de la multinacional Norte Americana Planned Parenthood, quienes en sus “clínicas”, literalmente destazaban a los bebés abortados con el fin de extraer órganos y venderlos en el mercado negro, los tentáculos de esta organización están en Bolivia, representados por: Alianza por la Solidaridad, el IPAS Bolivia, Centro de Investigación, Educación y Servicios, la Asociación Católicas por el Derecho a Decidir Bolivia, Asociación Médica Privada Voluntaria (Wiñay) y la Asociación Colectivo Rebeldía, y cuentan con un apoyo económico estimado en más de 2 millones 317 mil dólares, para hacer aprobar leyes que permitan hacer crecer el negocio del aborto en Bolivia.

Esa economía mata, se considera al ser humano en sí mismo como un bien de consumo, que se puede usar y luego tirar. Hemos dado inicio a la cultura del “descarte” que, además, de promoverse, descarta también la vida; es necesario reiterar la oposición más firme a cualquier atentado directo a la vida, especialmente inocente e indefensa, y el nonato en el seno materno es el inocente por antonomasia. Recordemos las palabras del Concilio Vaticano II: “La vida desde su concepción ha de ser salvaguardada con el máximo cuidado; el aborto y el infanticidio son crímenes abominables”.  Por otra parte, el aborto hace dos víctimas: El niño, pero también la madre, además el síndrome post aborto, es decir, cuando la mujer asume lo que hizo es tan intenso que la tasa de suicidios es el triple en las mujeres que abortan que en las que no abortaron.

Existe otras alternativas a este horrible camino, es bien sabido que del 100% de las mujeres con un embarazo en crisis, un 97.5% descartan el aborto si se les da ayuda adecuada para terminar el embarazo.

Ya Lenin en 1913 decía sobre el aborto: las tesis abortistas y neomalthusianas son tesis pequeñoburguesas y contrarevolucionarias, Isabel Gómez del partido radical Cataluña CUP, nos dice: el aborto es la violencia patriarcal adultista ejercida por mujeres, es un gran fracaso del feminismo en la sociedad. Proteger la vida con valor y amor en todas sus fases, es un pensamiento que compartimos aún con los ateos militantes.

El papa Francisco nos dice: “Los animo a hacerlo siempre con la actitud de la cercanía, de la proximidad: ¡Que cada mujer se sienta considerada como persona, escuchada, acogida, acompañada; es necesario un renovado compromiso para la promoción de los verdaderos valores humanos, morales y espirituales en defensa de la persona y de la familia”!

Por un futuro mejor para Bolivia rechacemos el aborto, más bien propongamos desde las organizaciones representativas políticas de estado, para acompañar a las mujeres con un embarazo en crisis.

Como Comunidades Eclesiales de Base exhortamos al Señor Presidente Evo Morales Ayma derogar el Art. 157 del Código Penal en su totalidad y cumplir la función principal del Estado que emana de la Constitución Política del Estado Plurinacional en vigencia “QUE ES LA DE PROTEGER LA VIDA Y CATIGAR AQUELLOS QUE VIOLEN LA LEY”

 

Sr. Eriko Mostajo Velasquez                                                      Sr. Elmer aguayo Mamani

Animador de Potosi                                                                    Delegado Jóvenes al Equipo nacional

Comunidades Eclesiales de Base                                             Comunidades Eclesiales de Base

 

 

 

Sra. Irene Blacutt Villegas                                                          Sra. Ana Maria Perez Pestañas

Delegada Zona Occidente                                                          Delegada Zona Norte

Comunidades Eclesiales de Base                                             Comunidades Eclesiales de Base

 

 

Sr. Augusto Mesa Sanchez                                                     Sra. Maria Angelica Yucra Camargo

Delegado Zona Sur                                                                       Responsable de las CEBs

Comunidades Eclesiales de Base                                             Conferencia Episcopal Boliviana

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *