Los pobres y el Reino de Dios

Iglesia Viva 27.11.2017. Ante el Señor, ningún gesto bueno en favor de los pobres, por pequeño que sea, se pierde, aseguró en su homilía Mons. Sergio Gualberti, Arzobispo de Santa Cruz.
“En verdad les digo, cada vez que han hecho esto a uno sólo de mis hermanos más pequeños, a mí me lo han hecho…”. Jesús se identifica con los “hermanos más pequeños”, los pobres, los desesperados, los encarcelados, los enfermos, los esclavos de una sociedad discriminadora, aquellos que ni siquiera son reconocidos en su dignidad de persona y todos aquellos que son perseguidos a causa de la justicia, explicó el Arzobispo de Santa Cruz, este domingo en sintonía con la celebración de la Fiesta Litúrgica de Cristo Rey.

El que se juega su libertad en obras por los pobres, no se pierde
Ante el Señor, ningún gesto bueno en favor de los pobres, por pequeño que sea, se pierde. Cada vez que nos jugamos nuestra libertad en obras de misericordia, en el servicio, en ser operadores de justicia y paz, en ser samaritanos con los hermanos más pequeños, lo hacemos al Señor. El amor es el núcleo central del Reino de Dios, por el cual Dios mismo se ha hecho cercano y nuestro prójimo en Jesús, un Dios que nos ama como Padre y que quiere que todos nosotros sus hijos nos amemos como hermanos.

José Howard Rivera Fernández

Nacido el 29 de marzo de 1967

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *