Celebremos con fe y esperanza a Cristo

Iglesia Viva 27.11.17//“Renovemos nuestra fe, esperemos que el venga. Supliquemos, ven Señor, te necesitamos, necesitamos la luz de la fe para descubrir en el pobre que Tú, el Cristo estás presente en cada hermano”, expresó Mons. Fernando Bascopé, Obispo Castrense al celebrar la eucaristía de este domingo en la fiesta de Jesucristo Rey del Universo

Audio y Texto de la Homilía completa:

Cristo Rey.  Cristo y el cristiano

Introducción. El evangelio nos invita  a prestar atención a Cristo y al Cristiano.

A Cristo que aparece entre las nubes del cielo.  El cristiano  que  aparece humilde y sencillo en nuestras calles. Esta unión entre Cristo y el Cristiano  nos invita a preguntarnos por las tres virtudes  de la Fe, esperanza y Caridad. A unir  a Cristo con el cristiano las preguntas estarán referidas  para ambos.

 

  1. Cuando el Hijo del hombre venga sobre la Gloria.

Nuestra fe se dirige a Cristo. La Luz de la fe ilumina nuestros ojos para mirar que la profecía de se cumple en Cristo. “ Yo seguía mirando, y en la visión  vi  venir sobre las nubes del cielo alguien parecido a un ser humano… con poder, honor y reino…  su poder es eterno, su reino no será destruido” Dn 7, 14. El Señor Jesucristo ya vino por primera vez, pero nuestra Esperanza se abre al futuro, el ángel le dijo a la Virgen María en la anunciación: “Su reino no tendrá fin” Lc 1, 22.  Por eso la  virgen Creyó Recuerden cuando el Señor ascendió a los cielos, mientras los apóstoles miraban al cielo un ángel les dijo: “Este Jesús, que  de entre ustedes ha sido llevado al cielo, volverá así tal como le han visto marchar al cielo” Hch 1, 11. Es por eso que cada domingo proclamamos con fe: De nuevo vendrá con gloria para juzgar a vivos y muertos, y su reino no tendrá fin”.

Si hermanos, no perdamos la esperanza. Renovemos nuestra fe y Esperemos  la Segunda venida de Jesucristo.

  1. Cristo y el cristiano:

El Señor Jesucristo se encarnó en el seno Virginal de María. Esta confesión de fe tiene una importancia esencial para la vida. El Hijo de Dios bajó del cielo se hizo hombre, es Verdadero Dios y Verdadero hombre (Cfr. Concilio de Calcedonia 451). Porque  “confesar que el Hijo de Dios asumió nuestra carne humana significa que cada persona humana ha sido elevada al mismo corazón de Dios.” Evangelii Gaudium 178. Continúa el santo Padre Francisco: “La Palabra de Dios enseña que en el hermano está la permanente proclamación de la Encarnación para cada uno de nosotros: Lo que hicisteis a uno de estos mis hermanos míos más pequeños, lo hicisteis a mí” Mt 25, 40. EG. 179. La opción evangélica por los pobres de la Iglesia enseñaba Benedicto XVI “está implícita en la fe cristológica en aquel  Dios que se ha hecho pobre por nosotros” Discurso en Aparecida, n. 3 ,2007. San Pablo narrando su propia conversión,  “oyó una voz- ¿por qué me persigues?

¿Quién eres, Señor? y él: Yo soy Jesús, a quien tú persigues Hch 9, 5. Cristo y el cristiano están íntimamente unidos.

Hermanos en el Evangelio de hoy  Jesucristo, el Señor dice. Tuve sed… y pregunta me disteis de beber Mt Mt 25, 35. ¿Dimos de beber al sediento? Pregunta el Señor. Pero también  el mismo  suplica en la Cruz: “Tengo Sed” Jn 19, 28, ¿Le dimos de beber?. No. Por eso hemos unido al Cristo y al Cristiano, ambos tienen sed. Hermanos unamos nuevamente  a Cristo y al cristiano.  Cristo vivo, antes de su Pasión: Pilato- dice la Escritura “habló de nuevo, con la intención de librar a Jesús, pero ellos seguían gritando: Crucifícale, crucifícale”, Lc 23, 21, ¿Qué significa? Crucifícale, que muera, que muera.  Y en el cristiano? Hoy se habla de la ley del aborto; una de nuestras autoridades dice que la mujer tiene derecho sobre su cuerpo, y lo juzga  como bueno y Cristo el Señor dice: Estaba vivo en tu vientre y tú me mataste. Por eso es necesario un Juez, Cristo el Justo Juez, ¿por qué? Porque si juzgamos con nuestros propios criterios mezquinos, juzgaremos mal, parcialmente.

  1. Juzgará Dios.

El poder divino de juzgar a todos y a cada uno pertenece al Hijo del Hombre.

Ahí está Jesús, verdadero  hombre y verdadero Dios como Juez.

Para hacer un juicio y dar una sentencia la Materia del juicio debe ser analizada. ¿Cuál es la Materia del juicio de Cristo?.

La Materia fundamental del juicio es la caridad con relación al prójimo. Cristo para hacer una sentencia en el juicio se ha identificado precisamente con el hambriento, el desnudo…Por eso dice: cada vez que lo hicieron con el más pequeño de mis hermanos, lo hicieron conmigo”. El Juez juzga según la caridad en relación al más pequeño.

También cada uno será juzgado por su fe; “a quien me confiese delante de los hombres, el Hijo del hombre le confesará delante de los ángeles de Dios” Lc 12, 8. “quien se avergonzará de mí y de mis palabras, de él se avergonzará el Hijo del hombre cuando venga en su Gloria” Lc 9, 26

Conclusión.

Hermanos celebremos con fe y esperanza a Cristo, rey del Universo, renovemos nuestra fe, esperemos que el venga. Supliquemos, Ven Señor, te necesitamos, necesitamos la luz de la fe para descubrir en el pobre que Tú, el Cristo estas presente en cada hermano.  “Señor ven,  y Reina en el corazón de cada uno de nosotros”. 1 Cor 15, 25

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *