Mons. Jesús Juárez: Vayamos al encuentro de los descartados que vagan por nuestras calles

Iglesia Viva 15.11.17//CENACOM//I JORNADA MUNDIAL DE LOS POBRES

Queridos hermanos sacerdotes, religiosos/as, instituciones, fundaciones de la Iglesia, Pueblo de Dios y hombres y mujeres de buena voluntad.

Como ARQUIDIÓCESIS DE SUCRE, acogemos la propuesta del Papa Francisco para celebrar la JORNADA MUNDIAL DE LOS POBRES el día 19 del presente mes y vivir día a día la invitación del Apóstol Juan ´´ hijos míos, no amemos de palabra y de boca, sino de verdad y con obras´´ (1 Jn 3,18).

Los invito como comunidad parroquial a ser signos y dar testimonio del amor y misericordia de Dios a través del servicio a los más pobres, que bien puede materializarse en una diversidad de acciones solidarias y fraternas; en obras y acciones concretas a favor de los más necesitados que muestre que nuestra fe está viva.

Nuevas periferias existenciales y geográficas, caracterizadas por la pobreza, están surgiendo en nuestra Arquidiócesis: niños, niñas, adolescentes y jóvenes trabajadores en situación de calles; ancianos/as en situación de calle, ligados a la mendicidad y al comercio informal; grupos de jóvenes y adultos mayores (hombres y mujeres) con problema de alcoholismo en situación de calle; adolecentes víctimas de violencia, abuso, trata y tráfico. Por otro lado nuevos barrios marginales, producto de la migración familiar del área rural a la ciudad; zonas periurbanas, donde la falta de seguridad, de agua y otros servicios básicos es de alta prioridad.

Estas realidades nos llaman a vivir un renovado estilo de vida. Una vida personal, ministerial y parroquial en salida al encuentro permanente con los pobres. Un estilo de vida de cercanía, de presencia liberadora, de contacto con su humanidad. Un estilo de vida de ciudadano, de acogida, de compartir, de responsabilidad y compromiso para transformar con la fuerza del evangelio, su condición de vida de exclusión, marginación y descarte.

Reconociendo y sirviendo a Cristo en los pobres, les prolongo un gesto concreto: vayamos al encuentro de los descartados que vagan por nuestras calles e invitémosles a compartir de nuestro hogar, nuestra vida familiar y del alimento, de tal manera que ellos sientan que la Iglesia los ama y mantiene viva la opción preferencia por los pobres. ¨En verdad les digo que, cuando lo hicieron con alguno de los más pequeños de estos mis hermanos, me lo hicieron a mi¨(Mt. 25,40).

Que el espíritu de Cristo, nos acompañe a vivir con verdadero compromiso esta jornada Mundial de los pobres, en las diferentes iniciativas que se proponen y que ustedes puedan asumir como comunidad parroquial.

Fraternalmente,

Mons. Jesús Juárez Párraga, SDB.

ARZOBISPO DE SUCRE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *