“Ninguna ley puede obligarnos a actuar contra la propia conciencia”

Iglesia Viva 3.10.2017. Conferencia Episcopal rechaza la aprobación del artículo 153 del proyecto de código penal que tuvo lugar el último fin de semana por parte de la Cámara de Diputados de la Asamblea Legislativa Plurinacional. Considera que se alimenta una cultura de muerte en contra de los más inocentes. La declaración fue parte del comunicado emitido este 2 de octubre. Escuchamos a P. José Fuentes, Secretario general Adjunto de la CEB.

Una cultura de muerte

La aprobación en la Cámara de Diputados del artículo 153 del Proyecto de Código del Sistema Penal, referido a las causales en las que se despenaliza el aborto en el país, contraviene el artículo 15 de la Constitución Política del Estado y los Acuerdos Internacionales sobre Derechos Humanos, que establecen como alta función del Estado proteger el derecho a la vida y tiene como triste resultado que la vida de la persona no nacida en el país, ya no esté garantizada ni defendida.

Lamentamos que los legisladores hayan desconocido las miles de firmas entregadas a la Asamblea Legislativa Plurinacional junto con las numerosas manifestaciones a favor del derecho a la vida. Vemos con profundo pesar que se impone una nueva forma de colonialismo ideológico sobre los valores culturales y religiosos de la mayoría de los bolivianos.

Rechazamos también la forma en la que apresuraron la aprobación del artículo, sin permitir un debate franco y transparente y forzando horarios para no contar con un hemiciclo pleno, como merecía el debate de algo tan importante como el derecho a la vida. En ese mismo contexto, valoramos profundamente la actitud de aquellos asambleístas que, más allá de su filiación política, reconocieron y defendieron el derecho a la vida de todas las personas.

A los católicos les recordamos que es contradictorio llamarse cristianos y apoyar el aborto, ya que una fe que no se manifiesta en obras está muerta como nos dice el Apóstol Santiago (Santiago 2,17). En esa línea aclaramos que ninguna obra de salud de la Iglesia, que reporte o no al sistema público de salud, se prestará a quitar la vida de los más inocentes.

Expresamos, una vez más, nuestro firme rechazo al mencionado artículo y llamamos a la responsabilidad moral de todos los bolivianos, porque ninguna ley puede obligarnos a actuar contra la propia conciencia.

José Howard Rivera Fernández

Nacido el 29 de marzo de 1967

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *