Mons. Ricardo Centellas: Pidamos a Dios la gracia de ser compasivos como Él

Iglesia Viva 26.09.17//Inicia la Semana de la Hermandad con la visita de los Obispos de Bolivia a las Iglesias hermanas de Tréveris y Hildesheim Alemania

En la Eucarística de este domingo 24 de septiembre desde la Catedral de Tréveris, Mons. Ricardo Centellas, Obispo de la Diócesis de Potosí y Presidente de la Conferencia Episcopal Boliviana, destacó la experiencia de la Hermandad para seguir fomentando los valores de la solidaridad y servicio, superando las fronteras culturales, religiosas, políticas e ideológicas, caminando en la vida con espíritu de comunidad y comunión que contribuyen al cuidado de la casa común.

Texto de la Homilía:

DIOS ES MISERICORDIA

Jesús nos invita, en este Domingo, a meditar cómo podemos asumir la mentalidad de Dios, y crecer en las actitudes y criterios del Reino. Para esto hay que comprender la manera de actuar de Dios Padre.

Una expresión que alimenta nuestra vida cristiana y la ilumina es: ¿Vas a tener envidia porque yo soy bueno?

Esta frase, en primer lugar, nos invita a integrar en nuestra vida la actitud de la GRATUIDAD y GENEROSIDAD. Dios no actúa con los criterios de méritos y cantidades acumuladas en todo sentido. Para él, lo primero es el amor, la compasión, la solidaridad sin límites. La vida tiene sentido cuando se crece en el espíritu de compartir al estilo de Dios Padre, más allá de nuestros presupuestos humanos, que no son malos, sino en ocasiones son insuficientes para seguir profundizando nuestra condición humana y a veces, somos de visión tan pequeña que sólo alcanzamos a ver lo que nos conviene. Con Dios las cosas están claras: La calidad de la vida está en la generosidad sin límites, y no en la acumulación de éxitos y méritos que conseguimos en la vida. Pidamos a Dios la gracia de ser compasivos como él.

Luego, nos ensena la actitud de convocar a todos superando las fronteras culturales, religiosas, políticas e ideológicas, a caminar en esta vida y en nuestras responsabilidades siempre con espíritu de comunidad y comunión. Fomentar el criterio de participación no jerarquizada. Cada uno, tenemos nuestra identidad y nuestra misión, pero todos gozamos de la misma dignidad y tenemos la alta oportunidad de colaborar con la marcha de este mundo. En la vida de Dios no hay exclusión social, por lo tanto, que la cercanía con su Espíritu nos impulse a caminar juntos en todo tiempo y lugar.

Por eso, celebrando la Semana de la Hermandad entre las Iglesias de Trier – Hildesheim y Bolivia con la misión de cuidar la casa común, pidamos a Dios que nos bendiga, ilumine y sostenga en esta tarea primordial, de crecer en la conciencia ecológica. Ya se practican muchas iniciativas, pero todos sabemos que estamos en el comienzo de esta urgente necesidad de cuidar el medio ambiente y dejar un mundo habitable para las próximas generaciones. Quiero compartir con ustedes, una expresión del Papa Francisco que me llamo la atención y es muy cierta: Dios perdona, nosotros también podemos perdonar, pero la naturaleza no perdona. Por eso, que la cuestión ecológica sea un imperativo transversal en la vida personal y social. Que la experiencia de la Hermandad nos permita seguir fomentando el compartir y la solidaridad, especialmente en esta misión de cuidar la creación para beneficio de todos.

Más sobre la vista de los Obispos de Bolivia en el siguiente enlace: http://www.bistum-trier.de/news-details/pressedienst/detail/News/liebe-erbarmen-und-solidaritaet-stehen-an-erster-stelle/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *