La corrección fraterna requiere verdadero amor al prójimo

Iglesia Viva 11.9.2017. Lo recuerda Mons. Jesús Pérez, Arzobispo Emérito de Sucre, en su mensaje dominical centrado en el Evangelio.
“La mayoría de los hermanos, incluso muchos cristianos, no cumplimos con este mandato de Jesús, sobre la corrección fraterna, al contrario, es una signatura en la que estamos aplazados. Todos sabemos cómo vivimos en la cultura del chisme. Al chisme lo ha clasificado el Papa Francisco como “TERRORISMO”. Si el Papa ha calificado al chisme de terrorismo, es necesario que empecemos una campaña para derrocar este cáncer que ha acompañado desde milenios a la humanidad La guerra santa contra el chisme tiene como armas eficaces, la práctica de la “corrección fraterna” y el amor”, escribe Mons. Jesús Pérez..

¡CUÁN DIFÍCIL ES LA CORRECCIÓN FRATERNA!

El evangelio de este domingo nos recuerda, cuán difícil es la corrección fraterna, es un mandato de Jesús, a sus seguidores, los discípulos. Tanto que la gran mayoría no la práctica. Además, que también la mayoría no toma conciencia de esta enseñanza de Cristo. Por más que nos esforcemos no encontraremos a nadie sin defecto alguno, tanto en la conventual, familiar, social, laboral…Mientras dura el ser humano en este mundo, es parte de él ser contar con defectos , en cuanto aún no ha llegado a la perfección. La persona siempre está en camino hacia la perfección o la santidad.
El evangelio de hoy comienza diciéndonos:” si tu hermano peca”… los hermanos también pecan, en el sentido del texto evangélico- en todo aquel con quien se tiene una relación fuerte de proximidad. Se hace referencia al vínculo espiritual. Que surge entre los discípulos de Jesús. Muchas veces el vínculo se integra con otros vínculos de la naturaleza, tales como los de la amistad, previos, que son frutos de la paternidad, del matrimonio. Por eso el hermano que peca puede ser un amigo, un hermano… Si tu hermano peca, no creas que deje de ser tu hermano. Yo seguiré preguntándote también como a Caín que has hecho con tu hermano. No se te ocurra preguntar que no eres el guardián de tu hermano, porque estarías mintiendo. Si tu hermano peca, no puedes desentenderte de su drama diciendo que ya es grande, que él sabe lo que hace, que se va a enfadar, que no se puede meter en la vida otros. Eso no vale ante Jesús, si no que tienes que ocuparte de la misma manera como lo haces cuando está enfermo o ha sufrido un accidente.
No hay que olvidar que la corrección ordenada por Jesús sea sólo para unos pocos cristianos. Es exigida por Jesús para todos sus discípulos. Es para todos los cristianos. Además existen unas formas para hacer la corrección como Jesús mismo señala. El advierte, “no te enojes con el hermano que peca”. Francisco, en la regla de los Hermanos Menores, los franciscanos dicen, si tu hermano peca, no te desalientes ni te creas defraudado, más bien dedícate a buscar formas eficaces de sacarlo de sus defectos.
La mayoría de los hermanos, incluso muchos cristianos, no cumplimos con este mandato de Jesús, sobre la corrección fraterna, al contrario, es una signatura en la que estamos aplazados. Todos sabemos cómo vivimos en la cultura del chisme. Al chisme lo ha clasificado el Papa Francisco como “TERRORISMO”. Si el Papa ha calificado al chisme de terrorismo, es necesario que empecemos una campaña para derrocar este cáncer que ha acompañado desde milenios a la humanidad La guerra santa contra el chisme tiene como armas eficaces, la práctica de la “corrección fraterna” y el amor.

Sucre, 10 de septiembre de 2017.
Fray Jesús Pérez Rodríguez, O.F.M.
Arzobispo emérito de Sucre

José Howard Rivera Fernández

Nacido el 29 de marzo de 1967

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *