Venerable Virginia Blanco (2)

Por: Miguel Manzanera SJ
Iglesia Viva 3.8.2017. Virginia también se dedicó a múltiples actividades pastorales de la Iglesia. En 1937 ingresó en la Acción Católica, recién llegada a Bolivia, ejerciendo como Presidenta de la Juventud Femenina en Cochabamba desde 1941. En el Año Santo 1950 peregrinó con su madre a Roma, siendo recibida en audiencia personal por el Papa Pío XII quien le confió la misión de ser “Apóstol de la Acción Católica”, tarea que ejerció con fidelidad toda su vida. Ya mayor pasó a la Asociación de Mujeres de Acción Católica (AMAC) de Cochabamba y siendo su Presidenta desde 1961 hasta su muerte en 1990. Impulsó la formación del laicado femenino. Colaboró muy activamente en la organización de varios congresos Eucarísticos en Bolivia.
En diciembre de 1961, bajo la dirección del P. Julián Sayós S.J., Virginia se consagró como laica, iniciando el Grupo de Oración “Nuestra Señora de la Merced” y ejerciendo como presidenta hasta su fallecimiento. El grupo pertenecía a la asociación “Obreras de Cristo”, organización laical de vida consagrada, aprobada el 31 de enero de 1920 por el Obispo de Barcelona, España, Cardenal Enrique Reig y Casanova.
También este grupo se incorporó a la Asociación de fieles, “Grupos de Oración y Amistad”, fundada por Mons. José María Cases Deordal, Obispo de Segorbe-Castellón, España, y aprobada por la Conferencia Episcopal Española el 26 de febrero de 1987.
Virginia siempre estuvo dispuesta a colaborar con los Obispos, buscando la unidad cuando hubo tensiones dentro de la Iglesia en Cochabamba. Llevada por una caridad infatigable Virginia se preocupó de ayudar y atender a muchas personas y familias pobres y necesitadas, tanto con sus propios recursos como a través de instituciones que fundó o que impulsó. Después de la Revolución Nacional de Bolivia en 1952, Virginia sostuvo varios comedores populares para aliviar el hambre de personas pobres o empobrecidas por las persecuciones políticas.
En 1961, siendo Virginia Presidenta de la AMAC, impulsó los “Comedores Sociales de la Acción Católica” que llegaron a distribuir gratuitamente unas 300 comidas diarias. Además en 1976 fundó en su propia casa el Comedor Popular que atendía a personas de escasos recursos que pagaban un costo mínimo.
Para atender a personas enfermas necesitadas Virginia en 1997 abrió en su casa el Policonsultorio “El Rosario” con la colaboración la Asociación de Mujeres Profesionales Universitarias hasta 1981, fecha en que el Policonsultorio pasó a depender de la AMAC bajo la presidencia de Virginia.
Para poder financiar todas las obras Virginia y las mujeres de la AMAC dedicaban muchas energías y recursos, manteniendo una red de benefactores. Después de la muerte de Virginia estas obras siguieron funcionando varios años con el apoyo de fondos económicos que ella dejó.
Desde 1952, fecha en que los jesuitas regresaron a Cochabamba, después de una larga ausencia debida a su expulsión, Virginia mantuvo una estrecha colaboración espiritual y social con la Compañía de Jesús, la cual en 1963 le otorgó una Carta de Hermandad “por su virtud, piedad y benevolencia”. Esa relación se aumentó a través de muchas actividades y obras. Sus directores espirituales fueron jesuitas, viviendo ella el carisma ignaciano de “contemplativa en la acción”.
En 1964 la Municipalidad de Cochabamba reconoció a Virginia como “Ciudadana Meritoria”. En diciembre de 1965 el Papa Pablo VI, reconociendo los méritos de Virginia y su entrega constante al servicio de la Iglesia, le concedió la condecoración “Pro Ecclesia et Pontifice”.
La fidelidad de Virginia al Papa y a la Iglesia le fue recompensada con el privilegio de poder recibir la comunión de manos del Papa Juan Pablo II en su visita a Cochabamba en 1988. Para ella fue un privilegio extraordinario. La fama de caridad y de santidad de Virginia se plasmó en numerosos homenajes de diversas instituciones educativas, sociales y eclesiales (Proseguirá).

José Howard Rivera Fernández

Nacido el 29 de marzo de 1967

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *