Mons. Edmundo Abastoflor: Sacerdotes llamados a proclamar la verdad, la misericordia y la alegría

Iglesia Viva 13.04.17//Haciendo eco de las palabras del Papa Francisco, Mons. Edmundo Abastoflor, Arzobispo de la Arquidiócesis de La Paz, recordó a los sacerdotes que sus manos han sido ungidas para ser servidores de los demás y proclamar la verdad, la misericordia y el perdón.

La Misa crismal fue celebrada la mañana de este Jueves Santo en la Catedral Nuestra Señora de La Paz, de la misa participaron todos los sacerdotes de la Arquidiócesis y los Obispos más cercanos.

El Obispo destacó la homilía del Papa Francisco, para este Jueves Santo y desde la realidad nacional y la coyuntura que se vive sobre el tema de la “Despenalización del Aborto”, pidió proclamar la verdad de hijos e hijas de Dios, para promover la vida y hacerla respetar desde el momento de la concepción hasta la muerte natural.

El Evangelio de la misericordia,  para que en medio del dolor y el sufrimiento sea posible mostrar la misericordia de Dios. Mons. Edmundo puso especial énfasis en pedir que se de mayor cercanía a las mujeres gestantes en situaciones difíciles, “tenemos obligación de atender las situaciones de dolor y sufrimiento”, remarcó.

El evangelio de la alegría, el Prelado recalcó que saberse redimidos llena de alegría, una alegría que debe llevarse en todo lo que se vive cotidianamente.

Sacerdotes una luz de esperanza y alegría

Mons. Edmundo, recordó a los sacerdotes la importancia del servicio que realizan, al ser presencia del Señor para los demás: al revivir lo que Cristo hizo en la Eucaristía, al llevar la misericordia de Dios y los sacramentos como señales de la presencia del Señor.

“Sacerdotes son una luz de esperanza y alegría, demos gracias a Dios”, expresó el Prelado a tiempo de pedir a Dios que los llene de gracia, fuerza y amor.

Asimismo agradeció a los sacerdotes por consagrar sus vidas a Dios, a los sacerdotes que llegan como misioneros de otros lugares del país y de otros países para dar su servicio y entrega.

También agradeció al pueblo de Dios por el acompañamiento a sus sacerdotes y pidió seguir buscando nuevas vocaciones, para que también puedan servir en Bolivia y fuera de Bolivia como misioneros.

Al finalizar dio una bendición e invitó a todos los fieles a revivir los misterios de la pasión y muerte de Jesús en este tiempo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *