Rector Nacional de la U.C.B. plantea la formación del pensamiento crítico en la Universidad

Marco Antonio Fernández Calderón propone superar la “obtención del conocimiento útil” y caminar hacia la “formación integral” que busque “situarnos en un mundo más amplio” con sentido y significación.
U.C.B. / La Paz / 11-03-17
El Rector Nacional de la Universidad Católica Boliviana “San Pablo”, Marco Antonio Fernández Calderón, planteó la formación del pensamiento crítico en las universidades católicas para sobreponerse a la “mera inmediatez operativa”, que predomina en estos tiempos, y a la “obtención del conocimiento útil” o “rápida solución de problemas”.
“No podemos, entonces, quienes estamos en una Universidad Católica resignar nuestros esfuerzos para la formación del pensamiento crítico, porque pensar de manera crítica engendra la fuerza para poner resistencia a la masificación y el daño a los demás; necesitamos generar un pensamiento crítico sobre la sociedad, sobre el mundo que vivimos, necesitamos hacer eso en nuestras universidades”, afirmó la autoridad durante la inauguración del Seminario Internacional: “Iglesia Católica y las sociedades civiles en los países andinos: un reto para las ciencias humanas”.
El evento es organizado por la U.C.B., el Servicio Católico Alemán de Intercambio Académico (KAAD) y los exbecarios de Bolivia, Perú y Ecuador, que entre este viernes y sábado, compartieron sus trabajos de investigación. Durante la inauguración, el representante del KAAD, Thomas Krüggeler, reflexionó sobre el rol de las universidades católicas en las sociedades civiles, la calidad de las investigaciones y la enseñanza de las instituciones científicas católicas.
La directora del Instituto de Investigaciones Socioeconómicas (IISEC) de la U.C.B., Fernanda Wanderley, presentó en la conferencia inaugural el tema: “La investigación académica y la sociedad civil. Relaciones, experiencias y desafíos”.

Formación integral
El Rector Nacional de la U.C.B. recordó el Congreso Mundial de la Educación Católica realizado en 2015 en el Vaticano para celebrar el 50 aniversario de la declaración Gravissimum Educationis y el 25 aniversario de la Constitución Apostólica Ex corde Ecclesiae. Entonces, dijo, la Iglesia preparó la realización del evento mundial con el documento: Instrumentum laboris “Educar hoy y mañana. Una pasión que se renueva”.
Entre otros aspectos, afirmó, el documento de trabajo mencionado, subraya las características y los fundamentos de las universidades católicas, traza los desafíos a las cuales las instituciones educativas católicas están llamadas a responder con proyectos propios y específicos.

En esa línea, aseguró, es importante la “formación integral” de los futuros profesionales en las universidades católicas para no resignar “nuestra razón de ser y de existir ante la afluencia e influencia de nuevas corrientes o de pensamiento o enfoques en el mundo de la educación” que solo “buscan generar habilidad técnico operativas (…), orientados a la rápida solución de problemas, pero que no focaliza la enseñanza propiamente en el saber sino en el cómo hacer algo, buscando simplemente obtener un conocimiento útil para un resultado efectivo”.
Marco Antonio Fernández Calderón afirmó que además “el rápido progreso en la ciencia y la tecnología no necesariamente garantiza que los nuevos descubrimientos sean utilizados para el auténtico bien de la persona y del conjunto de la sociedad humana, al contrario vemos una subalternización de la ciencia y la tecnología a los caprichos del mero interés económico”.

Por todo lo señalado, planteó propiciar la formación del pensamiento crítico en aulas de las universidades católicas porque “nos ayuda” a encontrar “el significado tan necesario para muchas de las acciones del ser humano”. Dijo que una universidad católica “está llamada del modo especial a responder a esta exigencia, pues su inspiración cristiana le permite incluir en su búsqueda la dimensión moral espiritual y religiosa, además de valorar las conquistas de la ciencia y de la tecnología en la perspectiva total de la persona humana”.

El Rector Nacional de la U.C.B. lanzó algunos cuestionamientos entre ellos ¿cómo alcanzar aquello? ¿Cómo formar el pensamiento crítico en los jóvenes que acuden a nuestra universidad y que traen una enorme carga de un sistema que más bien anula la necesidad y el pensamiento crítico?

En respuesta a las mismas, planteó impartir el conocimiento humanístico. “Creo firmemente introducir a los estudiantes en el mundo de los saberes humanísticos; es ciertamente ampliarles sus horizontes de comprensión porque estos saberes humanísticos nos dan la posibilidad de sacarnos de la mera inmediatez operativa, que predomina en nuestros tiempos, para situarnos en un mundo más amplio” con sentido y significación.

José Howard Rivera Fernández

Nacido el 29 de marzo de 1967

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *