Nuevo templo en la urbanización Huajara de la Diócesis de Oruro

Despacho de René Cueto
Iglesia Viva 20.3.2017. Este domingo 19 de marzo, Mons. Cristobal Bialasik, Obispo de Oruro, consagró a Cristo Rey un nuevo templo en la Urbanización Huajara. En su homilía hizo una comparación entre el templo físico y el templo espiritual que ahora los fieles están llamados a construir con sus corazones.

En el ara (pequeña loza de mármol que el Obispo bendijo) está adosada la reliquia de Beata Carolina, una santa laica polaca que en la Primera Guerra mundial fue violada y asesinada por soldados soviéticos.

Hemos iniciado la construcción con mucho esfuerzo por iniciativa de toda la comunidad con el objetivo de tener un lugar de oración y dónde poder celebrar la Eucaristía.
Huajara es un barrio grande y tiene derecho a contar con su propio templo. Aquí tenemos nuestra fuente de agua viva como dice hoy la lectura del Evangelio.
No tuvimos más dinero y se redujeron los aportes, entonces pedimos la ayuda a Mons. José para que colabore consiguiendo dinero de benefactores en Polonia. Agradecemos con un aplauso a Mons. José. A pesar de su edad, él sigue activo y vino a ayudar en la misión y está presente entre nosotros, a pesar de sus molestias de salud.
En la Sacristía hay una pieza para la vivienda de un futuro párroco. El proyecto es más adelante construir la casa parroquial.
El nombre de Cristo Rey nos “soplaron” los redentoristas, ellos atendieron una temporada esta zona. Aquí está P. Faustino, párroco de San Gerardo, le aplaudimos a ellos. Es una gracia.
Hoy hemos bendecido el templo en la fiesta de San José y como un pequeño homenaje justamente a Mons. José, su benefactor.
Quiero decirles que hemos construido el templo para la comunidad, para ustedes. Lo hemos hecho con fuerza buscando dinero por todo lado. Deseamos que el templo les sirva por muchos años, cuídenlo. Ahora les pido, no es suficiente construir el templo físico, es muy importante que ustedes vayan construyendo la comunidad eclesial, así como los padres redentoristas hicieron una misión hace años por aquí, visitando casa por casa.
Cuando haya una Santa Misa vengan todos, oren por su comunidad. Sin Dios la vida es imposible.
Ya tenemos el templo, pero falta el templo vivo. Ahora pienso en la primera comunidad de esta zona. Me dijeron que querían construir una torre grande para que todos sepan dónde está Huajara.
Habrá Misa cada domingo a las 8:30.
Vamos a construir una comunidad eclesial grande y firme.

José Howard Rivera Fernández

Nacido el 29 de marzo de 1967

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *