Mons. Coter: Es desde la actitud del corazón que se empieza a hacer vivir o a matar

Iglesia Viva 13.02.17//Así lo recordó Mons. Eugenio Coter, Obispo del Vicariato Apostólico de Pando, la mañana de este domingo 12 de febrero. En su homilía exhortó ser personas que busquen la madurez espiritual interior, con un corazón humilde, pacífico y limpio.

Audio gentileza de Radio San Miguel:

Al iniciar la homilía, Mons. Coter recordó que el evangelista Mateo pone como comienzo el discurso del programa que Jesús lleva adelante en su vida pública, poniendo el Evangelio de este domingo dentro del contexto de las Bienaventuranzas.

 

Felices los humildes, los que no son violentos, no sólo los que no usan la fuerza, sino incluso el tono de vos “que las palabras transparenten el sentimiento del corazón. Se puede ser violento sin matar, hay muchos cuchillos que se plantan en el hombro o en el hígado de la gente” recordó el Vicario, a tiempo de hacer notar que “la lengua, puede ser un instrumento de edificación o de difamación” y que no hace falta mentir totalmente, hasta con medias verdades se puede hacer daño. “No midas tus acciones mide tus intenciones”. Subrayó.

 

Felices los que buscan la paz, “Cuando uno no está bien en el corazón, no tiene paz”, acentuó el Prelado, quien haciendo alusión al mensaje por la paz, del Papa Francisco, recordó que es la familia el primer lugar donde se enseña la no violencia, en el que los padres y madres enseñan a los hijos a expresarse con respeto, a no herir con las palabras y actitudes, a saber esperar, a ofrecerle lugar al otro, y a tener un corazón pacifico.

 

Felices los puros de corazón, “El Evangelio nos dice: Quién mira a una mujer  deseándola ya comete adulterio, es la actitud del corazón. …Dile a Dios no me dejes caer en la tentación, no que cuando estoy tentado no caiga, sino que no permita que yo llegue a ser tentado. No te engañe tu corazón”, remarcó el Pastor de esta Iglesia local al referirse al corazón puro.

 

Pidió  a los fieles ser personas que buscan la madurez espiritual, interior “porque es desde allí de donde sale lo que aleja de la verdadera felicidad”.

 

Antes de terminar, Mons. Coter, compartió que en su reciente visita a la cárcel, vio y escucho el llanto de una madre, quien lloraba debido a que los jueces habían postergado el juicio de su hijo por séptima vez, sobre el tema Mons. Eugenio,  se preguntó: “cómo hay personas que tienen la altura moral para pensar en juzgar cuando ellos son injustos”,  con este ejemplo remarcó que “Es desde la actitud del corazón que se empieza a hacer vivir o a matar”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *