Jóvenes de Bolivia son misioneros de Jesucristo en la construcción de una nueva sociedad

Iglesia Viva 25.01.17//Ivan Rodrigo Ayma Duran Coordinador Nacional de Pastoral Juvenil de la Conferencia Episcopal Boliviana comparte un resumen de lo que se vivió en el XXXIII Encuentro Nacional de Pastoral Juvenil en Vinto – Cochabamba del 13 al 15 de Enero.

El encuentro contó con la participación de 135 jóvenes de las 18 jurisdicciones y dejó importantes frutos, cumpliendo el objetivo trazado para continuar dinamizando los procesos que fortalezcan el protagonismo de los jóvenes discípulos misioneros de Jesucristo en la construcción de una nueva sociedad hacia la Civilización del Amor.

A continuación una entrevista con  nuestra colaboradora de Pastoral Juvenil Marianela Campero:

¿Cómo se desarrolló el encuentro?

Hemos terminado el Trigésimo segundo Encuentro Nacional de Pastoral Juvenil bajo una perspectiva muy interesante que es analizar el recorrido, analizar el caminar de nuestras pastorales en cada Jurisdicción bajo la luz de Samaria y poder  encontrar justo esta luz que nos ilumine en nuestro proceso de formación de aquí en adelante.

Han participado 18 Jurisdicciones más la Pastoral Universitaria y la Pastoral Rural que fueron invitadas y que también pertenecen a la Pastoral Juvenil, se ha contado con la presencia  de 135 participantes y el equipo que nos ayudó a estructurara y a llevar adelante el encuentro. Han sido tres días de muchas experiencias, los jóvenes han participado de todos los momentos y los jóvenes son muy dispersos y contagian su energía y eso me ha gustado mucho.

El encuentro temáticamente ha sido dividido en tres partes, primero la Misión tratando de encontrar lo que vamos a dar como jóvenes de Bolivia al CAM 5, Congreso Americano de Misiones que se va realizar en el 2018 en Santa Cruz, la segunda parte es el momento bíblico que pasamos que es Samaria experimentando la idea de misión, Samaria es un lugar donde nosotros vamos al encuentro del otro a la realidad de la juventud y eso ha sido muy interesante porque hemos visto la realidad diversa de las culturas juveniles reflejadas en toda Bolivia y el último punto justamente ha sido un poco de la reflexión que Monseñor nos hacía sobre el aporte que tenemos que iniciar a reflexionar para dar al próximo Sínodo de Obispos que se va realizar en Roma de la Juventud y Vida.

¿Cuáles son los desafíos que tiene ahora la Pastoral Juvenil?

El desafío principal de este encuentro era estructurar el equipo nacional al igual que el equipo Jurisdiccional de cada una de las Jurisdicciones que tenemos que sean orgánicas bajo un punto de comunión y comunicación a partir de las redes sociales y a partir de las cosas que tenemos a mano y gracias a Dios se ha podido conformar esto, hemos podido encontrarnos con Mons. Estanislao Dowlaszewicz, Obispo Responsable de Pastoral Juvenil Vocacional y con todos los Asesores y Coordinadores de zonas, han despejado sus dudas y hemos visto cómo trabaja una pastoral juvenil orgánica y el desafío de aquí en adelante no es solo que se haya conformado sino que marche, que trabaje, que pueda fluir la comunicación, las iniciativas, tratar de caminar juntos y de mantener nuestra casa que es la casa de la juventud.

En concreto ¿qué tareas se desarrollaran hacia adelante?

La principal tarea es que trabajemos todos bajo un lineamiento básico no iguales cada uno con su diferencia pero con un lineamiento grande justamente la construcción de la civilización del amor, en uno de los talleres veíamos que muchos de los jóvenes que vinieron no conocían en su profundidad este lema y no es una cosa extraña a  la pastoral juvenil  es el fundamento, la tarea esencial  trabajar en sus Jurisdicciones con actividades, con programas, con procesos de formación que trabajen verdaderamente en cada joven esta civilización del amor.

¿Cómo evalúas el encuentro?

Una evaluación muy general de mi parte y a nivel de participación de los jóvenes yo he podido experimentar sinceramente su forma crítica de ver la realidad, su forma de saborear todas las circunstancias, han podido responder ellos el 100%, han hecho una evaluación para el equipo organizador  y nos llevamos muchas críticas muy interesantes. Hemos podido vivir  los 3 puntos en los que se ha divido el trabajo en este encuentro, Mons. Estanislao  nos pide la espiritualidad juvenil, la formación y la comunión.

El encuentro se realizó bajo el lema: “Jóvenes discípulos – misioneros constructores de la Civilización del amor”
Objetivo:  “Reflexionar y discernir sobre el caminar de la Pastoral Juvenil en Bolivia, para dinamizar procesos que fortalezcan el protagonismo de los jóvenes discípulos misioneros de Jesucristo en la construcción de una nueva sociedad hacia la Civilización del Amor”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *