Pastoral Juvenil de Santa Cruz: “La misericordia tiene rostro joven”

Iglesia Viva 21.12.16//iglesiasantacruz.org//La misericordia en la vida de los jóvenes de nuestra Arquidiócesis está presente en sus diversos grupos. Los jóvenes de la delegación oficial que participó en la Jornada Mundial de la Juventud que se realizó del 25 al 31 de julio en Cracovia , organizó su actividad de fin de año acompañados por Monseñor Estanislao Dowlaszewicz, Obispo Auxiliar de Santa Cruz y Obispo responsable de Pastoral Juvenil Vocacional de la Conferencia Episcopal Boliviana.

Estos jóvenes testigos de la misericordia, convocados por Jesús visitaron más de 60 familias de dos parroquias de la ciudad y en misión entregaron a cada familia, un canastón con alimentos de primera necesidad como: arroz, aceite, pollo, fideo, azúcar, toddy, café, mantequilla, entre otros, para que las familias beneficiarias puedan compartir la cena de Nochebuena junto a sus seres queridos en el espíritu de convivencia cristiana.

“El espíritu navideño y el nacimiento del Niño Jesús en nuestros corazones, es lo que nos impulsa a realizar esta actividad misionera, y a compartir con nuestro prójimo un pequeño detalle y lo más importante, donar nuestro tiempo y compartir el mensaje que Jesús nos trae”, dijo Yos Campos, una de las peregrinas de la JMJ.

Verónica Roca, parte del grupo de jóvenes expresó “durante el recorrido de las visitas a las familias, me impactó ver muchas personas de la tercera edad solos, ahí tenemos una labor importante de buscar como acercarnos a las personas adultas, para que tengan una vida digna, siguiendo la recomendación que nos hizo el Papa Francisco”.

Las familias forman parte de la Parroquia San Francisco de Asís que es conformada por los barrios Cristo Rey, San José, El Palmar Oriente, Distrito 12 y de la Parroquia San Cristóbal en el barrio Primavera, Once por ciento, 26 de abril, Transportista y Roca Coronado.

“Durante las visitas recibimos el agradecimiento de corazón de todas las familias, ellos nos expresaban que llegábamos en el momento indicado, no sólo por lo material, sino por nuestra presencia y nos confirmaban una vez más, que Dios está presente en cada uno de nosotros y nos muestra su Misericordia en el momento menos esperado… nosotros salimos muy bendecidos”, concluyó Jesús Telmo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *