Obispos de Bolivia continuaran acompañando a las familias en situaciones de fragilidad

Iglesia Viva 15.11.16//En la clausura de la CII Asamblea de la Conferencia Episcopal Boliviana, los Obispos de Bolivia manifestaron su preocupación  por la realidad de la Familia que sufre violencia, abandono, desintegración y pobreza, reafirmaron su rechazo a la Ley de Identidad de género y pidieron el apoyo de los fieles en el fortalecimiento y acompañamiento de las familias.

En una primera instancia los Obispos agradecieron el testimonio de las familias que viven con fidelidad su compromiso.

A su vez manifestaron su preocupación por la realidad que viven las familias: “Nos preocupa la realidad de la Familia que en muchos casos sufre violencia, abandono, desintegración y pobreza tanto espiritual como material. Agradecemos a las autoridades y al pueblo que han salido al encuentro de estas familias con proyectos de vivienda, servicios básicos y otros esfuerzos. Que la misericordia se haga visible y resplandeciente en la defensa de la familia y de la vida humana en todas sus etapas desde la concepción hasta la muerte natural”.

Asimismo reafirmaron su rechazo a la Ley de Identidad de Género, argumentando que la misma “responde a una ideología que atenta contra la familia y contra la naturaleza del ser humano”.

En su mensaje al Pueblo de Dios los Obispos pidieron los fieles apoyar en cinco puntos a las familias, especialmente aquellas en situaciones de fragilidad:

“Dada la importancia primordial de la Familia, Iglesia doméstica, como Pastores de la Iglesia Católica en Bolivia, pedimos el apoyo de todos los fieles para la pastoral, especialmente:

  • Fortalecer la Pastoral Familiar, mediante la formación de los agentes de pastoral en la compresión de la realidad y la vocación de la familia cristiana.
  • En la preparación prematrimonial, proponer a los novios la belleza del Sacramento del Matrimonio como realización del proyecto del Creador y participación en el Misterio Pascual.
  • “Alentar a todos para que sean signos de misericordia y cercanía allí donde la vida familiar no se realiza perfectamente o no se desarrolla con paz y gozo” (Amoris Laetitia 5). Y en la lógica de la misericordia pastoral, acoger y acompañar a los separados, los divorciados y los abandonados (Cfr Amoris Laetitia 242).
  • Acompañar a las familias en situaciones de fragilidad y consolidar equipos de apoyo para el proceso abreviado de los decretos de nulidad matrimonial, según las instrucciones del Papa.
  • Convocar una “Semana Nacional de la Familia” a celebrarse cada año en la Tercera Semana de Adviento y fortalecer el don del amor en las familias.”

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *