Días de Oración, Comunión y Familia en la Asamblea Pastoral de Reyes

Iglesia Viva 27.10.16.  El tema que reflexionan en la Asamblea Pastoral del Vicariato de Reyes es “la Familia”, Mons. Braulio Sáez, Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de Santa Cruz  acompaña esta celebración que responde a evaluar las necesidades y fortalezas en la animación pastoral que lleva adelante esta Iglesia local.

En la eucaristía que celebró Mons. recordó que el Apóstol Pablo les dice a lo padres que amen a sus hijos, a los hijos que obedezcan a sus padres, a los siervos que se preocupen de obedecer siempre y no exasperar a los patrones, “que difícil es la convivencia humana, nos damos cuenta incluso en la vida religiosa, en la vida social también por todo ese tipo de miramientos y barreras que ponemos, en vez de buscar el bien, buscamos nuestros propios intereses”.

“Pablo nos dice que Dios no hace distinciones, sino que para Él todos somos sus hijos, que hermoso saber que somos parte de ese amor de Dios que quiere a todos por igual, pero si tiene que haber una emulación de parte nuestra para amarnos más y descubrir que el amor de Dios es lo que nos une y lo que nos tiene que poner siempre en guardia para no decaer nunca en la meta que tenemos, que es la plenitud de vida en Dios”.

“El evangelio nos presenta la situación del pueblo de Israel, ¿Son muchos los que se salvan?, la respuesta es….entren por la puerta estrecha, es entrar por Jesucristo por su Hijo, y poner a Cristo como centro de toda nuestra vida, un Cristo que nos lleva a enamorarnos de Él para enamorarnos del Padre, quienes son los que descubren a Jesucristo los pobres, indigentes, abandonados. Es una crítica fuerte, para a veces aquellos que nos creemos santos o perfectos no nos damos cuenta cuando nos comparamos con la vida de los pobres  y necesitados, ellos sí que son los predilectos del Señor”.

Finalmente Mons. pidió que la Semana Pastoral del Vicariato sean días de oración, comunión y familia, por que la Iglesia el mejor regalo que puede dar al mundo es descubrir que somos una comunidad de fe, amor y de compartir las cosas  con alegría y con generosidad, animó el prelado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *