Mons. Fernando Bascopé: Deseo que estas jornadas teológicas sean de mucho bien para nuestra mente y nuestro corazón

Iglesia Viva 05.10.16//Al iniciar las Jornadas de Actualización Teológica, en la Arquidiócesis de La Paz, el Obispo Castrense de Bolivia, Mons. Fernando Bascopé, dio el discurso de bienvenida en el que reflexionó acerca de lo que supondrán estos días de encuentro, en la búsqueda de la verdad y deseó que estas jornadas sirvan para conocer a Dios más cerca y así redescubrir la belleza de ser cristianos hoy.

Palabras de Monseñor Fernando Bascopé:

El Discurso teológico del siglo XX, como un discurso hecho por Dios, desde Dios, se ha ido desarrollando cada vez más como discurso en defensa y a favor de lo HUmanum, empalmado en esto con alguno filones de la Tradición Cristiana. Uno d elos testos citados en América Latina de Tradición cristiana del s. XX es la afirmación de Irineo de Lión del s. II: “Gloria Dei vivens homo”. Y desde ahí se hacía un reduccionismo antropológico ahogando al hombre en su inmanencia que aspiraba a la trascendencia. ¿Por qué? Porque no sólo la frase sino el fin del hombre es Dios y no simple vida humana.
La revelación cristiana se cuestiona el problema de Dios partiendo de Cristo y Cristo partiendo de Dios, es decir que Dios debe ser predicado trinitariamente, ¿No es demasiado para el hombre? Sí, ciertamente que sí, si nos referimos a la especulación teológica. La especulación exige esfuerzo. Se ha colocado desde el inicio Jornada, xalera esfuerzo, empeño, trabajo, jornal.
Hoy estamos iniciando estas Jornadas de Teología. Jornadas nos sugieren esfuerzo, o como diría Kant “la fatiga del concepto para alcanzar la verdad teológica”. Presentaré estas palabras de Introducción en la perspectiva del hombre inteligente que busca, la unidad del ser, aprehende la verdad del ser y percibe la belleza del amor.
1. La verdad teologica
¿Qué es la verdad teologica? Sabemos que la teología es la ciencia d ela fe, como lo dice la sana Tradición de la Iglesia. Pero, es posible esto?, o ¿no es contradictorio?¿Acaso la ciencia no es contraria a la fe?. La teología se debe poner el problema.
¿Cómo se plantea el problema?
La época moderna se planteó el problema pero siguió dos camino: el primero el campo de la historia con el fin de demostrar su cientificidad. Esto también ocurrió en la filosofía ya no se fatiga con metafísica sino que sino que se hace historiografía y cae la fe en la oscuridad.
El segundo el campo de la praxis junto con la psicología, sociología, y nos dan normas concretas para la vida, pero si no hay objeto de pensar, la praxis vive de préstamos de las ciencias humanas y quedan sin fundamento. Estos dos caminos no basta, no responden a la pregunta ¿es verdad lo que creemos?
En la teología desde la modernidad está en juego la cuestión sobre la verdad, la cual es fundamento último y esencial.
Una expresión de Tertuliano puede ayudarnos en esta introducción para estas Jornadas de actualización Teológica, él escribe: Cristo no dijo. Yo soy la costumbre, sino yo soy la Verdad: “Non Consuetudo sed Veritas” Virginitates, I1.
Consuetudo = religiones, no Fe Consuetudo es lo que se hace siempre, observan formas culturales. Desde el comienzo del cristianismo en la antigüedad fue precisamente una ruptura con la “costumbre” por amor a la verdad. (Así pasaba en la vida monástica se renunciaba y se seguía la verdad).
2. Cristo, el Logos – Verdad
Si Cristo es el logos, la verdad el hombre debe responder con el logos, con su razón. Para llegar a Cristo, debe recorrer el camino de la verdad. Para esto debe abrirse a Logos, a la Razón creadora. Como se afirma el Dei Verbum: “Dios da a conocer… mediante el cual los hombres, por medio de Cristo, Verbo encarnado, tienen acceso al Padre en el Espiritu Santo y se hace partícipes de la naturaleza divina” DV2.
Desde ahí la fe en Dios nos hace descubrir que por su naturaleza debe suscitar la teología. “Por lo tanto, es urgente recuperar enl carácter luminoso propio d ela fe… La fe , que recibimos de Dios como don sobrenatural, se presenta como luz en el sendero Lumen Fidei 4 Miraa a Jesús y mira desde Jesús, con ojos ahí se inicia la fe que busca la comprensión desde la inteligencia, N 18 Interroga su propia racionalidad. Hay por tanto un nexo interior fe – teología, por el Logos verdad – fe. Ese nexo suscita preguntas.
El hombre creyente busca verdad de las cosas del ser, pues el Ser es Verdadero y la inteligencia aprehende con el logos al LOGOS, aprehende la verdad pero el ser es también bello da un paso más y percibe la belleza del ser.
¿Cómo es el nexo?
3. Logos – verdad- amor- belleza
El carácter luminoso de la fe dirige nuestra mirada al objeto central de la fe
Abraham es el Padre de la fe, él creyó contra toda esperanza. Jesús el maestro habla de él: “Abraham saltaba de gozo pensando ver mi día; lo vio y se llenó de alegría”Jn 8,56. ¿Qué vio Abrham? La tierra prometida, no. Pudo ver de lejos a sus hijos… a su numerosa descendencia, porque creyó. Según las mismas palabras de Jesús el maestro, la fe luminosa de Abraham vio el día del Señor; la fe de Abraham estaba orientada ya a él; en cierto era una visión anticipada del Misterio de la Cruz. Así entiende San Agustín, al afirmar que los patriarcas se salvaron por fe, no la fe en Cristo ya venido, sino el Cristo que tenia que venir. ¿Por qué se alegro?. Porque es bello el amor de Dios que vio. La fe cristiana esta centrada en cristo, por eso la Jornada tiene que fatigar. La imagen que nos presenta el Evangelio de san marco tiene una significación Teologica para la fe: “Llegada la hora sexta hubo oscuridad sobre toda la tierra hasta la hora nona… el velo del santuario se rasgo en dos. Al ver… dijo verdaderamente este hombre era hijo de Dios”MC 15. 33.38.39. Así la verdad aprehendida es la percibida en la visión como amor. ^Pues el ver decimos tanto amo Dios que entrego a su Hijo para que crean y tengan vida Jn. 3, 16, La verdad – logos nos conduce a creer en el amor manifestando en la cruz de Cristo, crucificado: “La fe del Hijo de Dios, que me amó y se entregó por mi” Gal 2, 20
El nexo esta en el amor, en el encuentro de amor. Cristo me amó y se entrego por mí Rm Es el encuentro de amor: Cristo en la Cruz, asi el amor quiere conocer mejor a aquel que ama: “Si por ventura vieres a aquel que yo más quiero… decidle que adolezco peno y muero” Cantico espiritual. El amor nos hace videntes-contempladores. La sed del conocimiento parte del verdadero conocimiento del otro que yo amo, “Tú sabes que te amo”Jn 21,15
A Dios se lo encuentra no el as religiones, costumbres, sino en la verdad. El hombre que busca aprehende la Verdad y percibe el amor de Dios.

CONCLUSION
Cuidado cuando no hay este uso de la razón, las cuestiones humanas caen fuera de la razón. La fe recta orienta a la razón a abrirse a lo divino, para que guiada por el amor a la verdad pueda conocer a Dios más de cerca. La iniciativa de este camino pertenece a Dios que ha puesto en el corazón del hombre la búsqueda de su Rostro. Esto con humildad para dejarse tocar por Dios. “La nueva lógica de la FE está centrada en Cristo. La fe en Cristo nos abre radicalmente al amor que nos precede y nos transforma desde dentro, que obra en nosotros y con nosotros… Lf 20. LF La novedad que aporta la fe, es que el creyente es transformado por el Amor, al que se abre por la fe. N 21.
Pues “ lo que no s define no son las circunstancias dramáticas de la vida, ni los desafíos de la sociedad, ni las tareas que debemos emprender, sino ante todo el Amor recibido del Padre gracias a Jesucristo por la unción del Espíritu Santo… Esta es la prioridad fundamental… para que redescubramos la belleza de ser cristianos (DA 14)
Deseo que estas jornadas teológicas sean de mucho bien para nuestra mente y nuestro corazón. Que les cuesten sacrificio, con las palabras de HIPIAS el Bello. Xalera ta Kalá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *