Iglesia organizó un tedeum ecuménico de acción de gracias

Iglesia Viva 26.09.16// EL DEBER//Participaron representantes de las iglesias Copto Ortodoxa, Luterana, Metodista y el Comité Central Menonita
“Prometo poner todo mi empeño para hacer de Bolivia una patria de hermanos donde cada uno tenga pan, respeto, dignidad y alegría; donde reine la paz, la justicia y la solidaridad. Para que Bolivia sea una nación bendecida por Dios, llena de encuentros y de esperanza”, reza el compromiso por el país, que Monseñor Sergio Gualberti hizo repetir ayer en el primer tedeum interreligioso que se realiza como acción de gracias por el país.

En la celebración eucarística con toque ecuménico, participaron representantes de diferentes denominaciones cristianas que se unieron en oración para lograr un país más unido.
Durante su homilía, el arzobispo de Santa Cruz señaló que la prioridad absoluta en todos los estamentos del Estado, aún por encima de intereses que pudieran haber, debe ser la lucha contra la pobreza, puesto que esta realidad persiste y en ella se encuentra sumida la mayoría de la población boliviana.

Signos de esperanza
Si bien dijo que en estos años se han dado signos de esperanza gracias a la mejora y bonanza económica, que ha favorecido a un buen número de personas y familias que han logrado salir de la pobreza, la mayoría aún está sumida en este mal, víctima del sistema consumista y de libre mercado.
“Esta mejoría es precaria y vulnerable y puede revertirse en cualquier momento porque puede recrudecer la crisis económica que ya está afectando a nuestro país”, expresó.

Dijo que urge anteponer cualquier interés político o económico a las políticas sociales de las tres T que dijo el papa Francisco en su encuentro con los movimientos populares en Santa Cruz: tierra, techo y trabajo; además de los servicios básicos de educación y salud gratuitos y de excelencia.
El prelado pidió dejar de lado los conflictos y cambiar el rumbo, teniendo la valentía de dejar atrás esa lógica perversa, de vencer los viejos resentimientos y deseos de venganza y promover la cultura de la paz.

Compromiso de Costas
El gobernador Rubén Costas destacó el mensaje de Gualberti durante la misa, haciendo hincapié en que la unidad, la fe, el amor y la esperanza son los factores que aseguran el progreso del país.
Ratificó su postura de seguir trabajando por los más necesitados, para que todos los bolivianos sean iguales y lleven a Bolivia por el camino de la prosperidad. Hizo un llamado para que todos los días sean de este tipo de encuentros, donde reine la paz, el amor y el espíritu de la esperanza. /ABP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *