Cerrarse ante los peligros es una tentación de la Iglesia, dice el Nuncio Apostólico

Iglesia Viva 12.07.16//iglesiasantacruz//El Nuncio Apostólico del Papa Francisco en Bolivia, Monseñor Giam Battista Diquattro, presidió la eucaristía celebrada en el Cristo Redentor este sábado 9 de junio por el primer aniversario de la visita de Su Santidad a nuestro país. En su homilía evocó las palabras del propio Francisco durante el popularmente conocido como “día del Papa” del pasado 29 de junio reflexionando sobre el encierro y la apertura en la Iglesia.

Comenzó recordando la figura de Pedro con sus famosas “llaves” señaló que “las llaves son para abrir la entrada al cielo y no para cerrarla como algunos fariseos hipócritas”. A ese respecto llamó a salir de los encierros a través de la oración “la oración es una vía de salida de los encierros (Pero) una oración como humilde abandono en la voluntad de Dios” enfatizó.

Como Pedro, que tuvo una vida en salida y proyectada hacia adelante, dijo que “la vida se abre cuando acoge de Dios la gracia de la fe” y reconoció que al principio el propio Pedro, que después fue el gran apóstol, tuvo que salir de su ego-miedoso y su ego-orgulloso gracias a la mirada llena de compasión de Jesús que fue decisiva en esta transformación.

VENCER EL MIEDO PARA SUPERAR LA TENTACIÓN DE CERRARSE

El Nuncio dijo que cerrarse ante los peligros es una tentación de la Iglesia. Por eso alertó sobre el miedo que tiene la capacidad de hacer que nos encerremos a nivel personal y a nivel comunitario, de hecho dijo que la Iglesia tiene que superar esta tentación de encerrarse ante los peligros. En este cometido es fundamental para los cristianos vencer el miedo ya que “el miedo paraliza siempre y nos cierra a las sorpresas de la gracia de Dios”

LA ORACIÓN ABRE LAS PUERTAS DEL ENCIERRO

El Nuncio dijo que “La oración permite a la gracia abrir una puerta” del:

Cerramiento a la apertura
Del miedo a la valentía
De la tristeza a la alegría
De la división a la unidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *