Conclusiones del Congreso Internacional de Educación Católica en el Siglo XXI

Iglesia Viva 06.07.16//Dir – Com Cochabamba//EUCARISTÍA DE INAUGURACIÓN realizada en el Templo Hospicio por Mons. Jesús Juarez y concelebrada por Mons. Fernando Bascopé.
La presencia de los congresistas de diferentes puntos del país fue amplia y participativa. Mons. Juarez en el mensaje de la Homilía instó a los congresistas a encontrarse con Jesús y enseñar con testimonio el fortalecimiento de la fe en estudiantes y padres de familia. “Sin Jesús en la construcción en vano se afanan los trabajadores”.
Al concluir orientó varios aspectos a tomar en cuenta en las Eucaristías.
PRIMERA CONFERENCIA
“EL PENSAMIENTO DEL PAPA FRANCISCO EN EDUCACIÓN”
(P. Ademar Ventura, O.P.)
El padre Ademar Ventura exhorta cumplir el pensamiento del Papa Francisco sobre la Educación, donde menciona que se debe fortalecer tres valores fundamentales: educación, deporte y cultura. La escuela debe ser el puente educativo que debe armonizar la humanidad con la sociedad.
Induce a que se debe integrar en el proceso educativo la cabeza, el corazón y las manos. La cabeza, lo racional; el corazón, la afectividad y las manos el trabajo hecho realidad.
En palabras del Papa Francisco en cuanto a la enseñanza, indica que el arte de educar es un trabajo bellísimo, te permite crecer y hacer crecer.
Ningún profesor debe estar solo, su trabajo debe ser compartido con la comunidad, que es una característica de la educación católica.
El prójimo de un profesor son los estudiantes, sobre todo debe amar al estudiante más difícil. No sólo debe enseñar contenidos, sino valores y costumbres de la vida.
Las cualidades del docente católico son: competente, cualificado, rico en humanidad, capaz de estar en medio de los jóvenes con estilo pedagógico, capaz de promover el crecimiento humano y espiritual d los jóvenes, capaz de ofrecer calidad en la enseñanza, capaz d enunciar y testimoniar los valores cristianos y sobre todo ser coherente.
Una comunidad educativa es una Iglesia mayor que la familia y menor que la Iglesia diocesana. La escuela como comunidad eclesial está llamada a encauzar el amor de Cristo. Educar es un compromiso compartido, quien enseña con pasión puede esperar que sus estudiantes aprendan con placer.
Culminó mencionando que las “SCHOLAS OCURRENTES” vinculan la tecnología con el arte y el deporte para fomentar la integración social y la cultura del donde debe armonizarse la tecnología con la paz.
SEGUNDA CONFERENCIA
“FUTURO DE LA EDUCACIÓN CATÓLICA EN AMÉRICA LATINA”
(Lic. Sor Alba Arreaga – Secretaria General de la Confederación Interamericana de Educación Católica)
La calidad de la educación aún es baja y esto depende de varios factores, pobreza, analfabetismo, políticas de Estado, desigualdad salarial. Lo que se exige es una educación de calidad y por ende maestros de calidad.
La presencia de la Iglesia es mayoritaria en la educación latinoamericana sin embargo existe una gran desigualdad en la distribución de la riqueza.
La educación católica tiene varios desafíos: Tener un diálogo con el estado laico y la formación de los docentes debe ser contínua.
Dejar de ser maestros, padres de familia y estudiantes “light”, sin compromiso con ellos mismos y con la comunidad.
La escuela debe ofrecer calidad acorde a las expectativas actuales, renovar tecnología, recursos y otros, en sí renovar aulas y escuelas.
Los educadores deben seguir trabajando para que las escuelas sean dialogantes y abiertas, cálidas, alegres y creativas. Porque las educación católica necesita de una gran alianza entre padres de familia, educadores y directivos no sólo en conocimiento sino en participación.
Se sueña con una educación sin miedo, puesto que debe portar la mejor noticia, la palabra de Dios. La educación tiene que ser fuente de esperanza y vida.
Aplicar la educación del amor y la ternura, la pedagogía de la compasión y la misericordia debe ser base para logar una educación de calidad.
Debemos sentirnos comprometidos a crear Centros Educativos de calidad que apueste al desarrollo personal e integral de todos. Donde todos se involucren y comprometan a la mejora de la calidad. Que la calidad se enmarque en una clara identidad cristiana que involucre al conjunto de la comunidad educativa. Educación que forme para alcanzar un compromiso.
Que ABEC se fortalezca integrando a todas las instituciones educativas católicas para ser fuerza ante el Estado.
TERCERA CONFERENCIA
“EL CURICULUM EN LA ESCUELA CATÓLICA” Mgr. Oscar Pérez
La escuela católica debe ser un lugar de salvación. La salvación hoy en día es evangelizara a través de la actitud de servicio a la comunidad. Debemos enseñar a los niños la pedagogía del amor, enseñarle a amar pero amándonos nosotros mismos.
La escuela católica si no se abre al cambio quedará atrás, se debe formar para la libertad, debemos guiarles y orientarles sin temor.
Educar cristianamente es llevar adelante a los niños y jóvenes en valores y trascendencia. La escuela debe humanizar y brindarse como un hogar.
La educación es el lugar privilegiado para evangelizar, para educar espiritualmente, enseñando a utilizar esa inteligencia espiritual, cómo relacionarse con un ser superior, con nosotros y con la naturaleza.
En educación es necesario propiciar espacios de valoración de sí mismos, generar espacios de pertenencia, formar en la liberación y generar procesos de culturización y valoración de lo propio.
La acción educativa humaniza cuando hace uso ético de conocimiento de las Ciencias Naturales para adaptar y transformar sabiamente la naturaleza. Las ciencias humanas para aprender a comunicarnos a través de diferentes signos, símbolos, lenguajes. Las Ciencias Sociales para liberarnos de opresiones políticas, económicas, religiosas, educativas y culturales.
La pedagogía de hoy en día debe ser la del movimiento, las generaciones cambian y la educación debe acompañar ese cambio escuchando y compartiendo vivencias. Hoy en día para educar hay que entablar una relación empática con el estudiante, saber cuáles son sus sueños y ayudarle a realizarlos.
Debemos enseñar a usar la tecnología adecuadamente, interactuar con ella, utilizarla al servicio de la educación, acercar el saber científico y la fe.
La tarea de la escuela católica debe ser tarea de todos.
El día sábado 2 de julio a hrs. 8:15 se realizó la Eucaristía en el Templo San Francisco presidida por Mons. Luis Sainz y concelebrada por otros obispos.
En la homilía Mons. Sainz aclaró que la Parábola invita a comprender la incompatibilidad de remendar trapos viejos en tiempos nuevos. Si no estamos atentos a los signos nuevos estamos rechazando la nueva cultura y los desafíos. La educación es base del progreso, del desarrollo. La educación nos liberará de la pobreza de la dependencia. Se debe asumir el desafío fortaleciendo la identidad y vocación cristiana.
Las nuevas generaciones nos piden educar con el ejemplo, con nuestra vivencia cristiana.
CUARTA CONFERENCIA
“ROL DE LOS DIRECTIVOS Y DEL EDUCADOR CATÓLICO”
Dra. Hna. María Antonieta García Carrizales
Ante estos tiempos de cambio vertiginoso se necesita un educador creativo y un director competente capaces de adaptarse a las nuevas realidades político socioculturales. Debe ser un proceso permanente dirigido a a optimización de la persona en el ser, hacer, conocer y convivir.
La educación debe generar una cultura de aprendizaje , para esto se debe tener una visión humanista, inclusiva.
Esto nos lleva a un liderazgo colaborativo en la que Directores, docentes, administrativos e inclusive personal de servicio debe demostrar liderazgo y amplio compromiso con la educación católica.
El Director debe ser un visionario que promueva ese liderazgo en todos los actores considerando el trabajo de equipo como una estrategia.
Un buen Director debe saber administrar la economía de la escuela, conocer el grado de éxito de la comunidad educativa y percibir el grado de satisfacción de todos los que componen la escuela.
Lo que debe distinguirnos como escuela católica es educar la inteligencia espiritual, educar la interioridad, crecimiento personal, aspiraciones profundas, afrontar con valor las adversidades.
Lo que nos distingue de otras escuelas es la verdad del evangelio de Jesús, cultivar la vida interior de toda la comunidad educativa teniendo trazado cada uno de nosotros un proyecto de vida definido.
QUINTA CONFERENCIA
“EL ROL DE LOS PADRES DE FAMILIA EN LA ESCUELA CATÓLICA” Mgr. Rómulo Pérez
La participación de los padres de familia en las unidades educativas no es opcional, es un derecho. D acuerdo a la Constitución los padres de familia tiene la opción de elegir la educación de sus hijos y eso debemos hacer prevalecer.
En la naturaleza de la Unidad Educativa debe estar la necesidad de formar una comunidad educativa verdadera en la que la participación de los padres debe ser visible, real y práctico.
La naturaleza que hace distinta a las escuelas católicas es la formación permanente pero no sólo en ciencias sino también en valores y debe apoyar en capacitar también a los padres de familia en temas de sexualidad, apoyo escolar y otros.
Se propone ayudar a a padres de familia y profesores a atender y gestionar el poder, trabajar colaborativamente de igual a igual sin diferencias de poder.
La institución educativa que abre las puertas a los padres de familia es una escuela que beneficia a la sociedad. La escuela debe ser una comunidad, la participación requiere querer, saber y poder. Por ello es importante que se den cauces y mecanismos de participación, estar informados, poder comunicar y contar con espacios y mecanismos que permitan intervenir. En definitiva es preciso contar con las estructuras organizativas adecuadas.
PANEL
“ALCANCES Y DESAFÍOS DE LA LEY 070”
Lic. Noel Aguirre – Viceministro de Educación Alternativa y Especial
Durante el panel se presentó la ponencia del Viceministro de educación, de la misma que se extraen las siguientes conclusiones:
Hay una concepción del ser humano más integral, se incluyen las cualidades del ser humano reflejadas en las dimensiones: ser, saber, hacer y decidir. Es una concepción más holística.
El currículum implementado se está realizando en todo el sistema sin dejar de lado la educación especial y alternativa antes relegada en procesos de transformación educativa.
En la Nueva Ley de Educación se integran las lenguas y culturas originarias que durante mucho tiempo estuvieron relegadas.
La educación es un derecho fundamental, el 4,5 del PIB actualmente está destinado a la educación. Se enfatiza en el esfuerzo que se hace en la formación de maestros y reducción del interinato.
De la participación del Lic. José Luis Saavedra se rescata:
Reconoce que existe la postura positiva de la nueva ley que es el planteamiento de que la educación tiene como horizonte ético y político el “vivir bien”, en armonía en complementariedad con la madre tierra.
Posteriormente el Dr. José Luis Saavedra hizo un análisis crítico sobre la ley 070, donde mostró:
Es necesario superar una visión andinocéntrica, culturalista y como instrumento de adoctrinamiento. No caer en la disminución de horas de las asignaturas científicas, es preciso evitar el monopolio de la formación de docentes por el gobierno y permitir distintas entidades de formación como las universidades y definir un plan de valorización tecnológica.
A su vez el Lic. Alberto Libera mencionó algunos desafíos:
La educación actualmente se encuentra politizada, se planteó superar lo político sobre lo educativo.
Buscar un sistema donde las jerarquías se vayan aminorando, por lo tanto lograr superar el centralismo del sistema educativo. Es necesario vincular la educación regular con la superior, se planteó iniciar con un proyecto de medición de la educación, pero no emplear el término medición si no valoración. Debe ser incluido el debate y diversificar las modalidades educativas, no solo presencial.
Se instaló una ronda de preguntas y opiniones estrictamente personales que por el alcance del tiempo fueron reducidas, sin embargo, se sugirió que a partir de ahora se realicen más encuentros entre el estado y entidades educativas.
Eucaristía Domingo 3 de julio – Hrs. 8:00 Catedral Metropolitana
Mons. Oscar Aparicio C.
Monseñor inició la homilía anunciando: “Educadores misioneros evangelizadores alégrense porque sus nombres están escritos en los cielos”.
La Palabra está dirigida a una llamada personal. Este llamado puede clarificarse en la comunidad al servicio del pueblo. Somos llamados a ser discípulos, misioneros.
El trabajo no debe ser sólo en lo técnico, sino ser portadores de la Buena Noticia de Jesús, de la verdad. Somos apóstoles, educadores, discípulos, evangelizadores y misioneros.
Como educadores católicos debemos tener estas características particulares:
1. Realizar esta misión, este apostolado en la máxima disponibilidad. Servir a Dios con la máxima libertad.
2. Como expresa el evangelio, para llevar la buena noticia se debe saludar, bendecir la casa y anunciar la paz. Dios jamás nos abandonará, está con nosotros y nos da certidumbre.
3. Ser educadores no es una tarea fácil, pero debemos ser auténticos e idóneos apóstoles en todos los pueblos.
Finalmente invitó a recibir la Palabra con entusiasmo, servicio con libertad, ser alegres evangelizadores y misericordiosos.
SEXTA CONFERENCIA
“LINEAMIENTOS DE NUESTRA PASTORAL EDUCATIVA”
(Mons. Fernando Bascopé)
El desafío que tiene la educación católica es cómo educamos en la fe, en un marco de crisis actual. Cómo crear condiciones para acoger, cómo educamos a los jóvenes en la oración, éste es el desafío para los educadores; hacer ver a los jóvenes la belleza del encuentro con Cristo, la belleza de la fe.
Postula tres lineamientos esenciales:
La identidad tiene un proceso de identificación, el cual significa elegir un modelo a seguir que debe ser Jesucristo. La identificación habla de un movimiento, un crecimiento, ir caminando junto con los jóvenes siempre con el modelo de Jesucristo. En este proceso Jesucristo nos enseña una pedagogía para la identificación. Jesús es el modelo de la pastoral educativa, camina con los jóvenes y los acompaña. La cruz es la clave hermenéutica para entender nuestra identidad como cristianos.
Las manos no sólo son para construir sino para compartir, se comparte lo recibido en la iglesia, el amor de Dios. Se debe estar dispuesto a darlo todo, dar y recibir, en la naturaleza, en la belleza, en la hermosura del encuentro con Cristo, ésta es la alegría de compartir.
Entre educadores se debe crear un clima de comunión, juntos recibir el don de Dios y compartirlo con los demás, se debe tumbar los muros internos, invisibles que no permiten entablar el clima de encuentro, en una línea de pastoral, donde crezcamos como comunidad educativa y hagamos crecer a los jóvenes.
El acompañamiento es estar en medio de los jóvenes, de la comunidad, animando, compartiendo su experiencia de fe, dejándose animar también ellos, compartiendo con ellos la sagrada escritura.
El maestro está delante cuando acompaña leyendo la escritura, porque el maestro es un guía, un punto de referencia.
Está en medio de los jóvenes, de la comunidad, cuando va animando, compartiendo su experiencia de fe, está con los jóvenes, en medio del aula, dejándose animar también por ellos, compartiendo la sagrada escritura.
Está detrás cuando permite que los jóvenes lleven la delantera ante perspectivas nuevas, el maestro no siempre sabe todo, el maestro también está detrás para ayudar a los rezagados y encontrar nuevos caminos. Estar siempre con los estudiantes es un arte.
El maestro debe tener el coraje de estar delante, la sencillez de estar en medio y la humildad para estar detrás.
Como educadores cristianos decidimos educar en la fe y con fe. Educar en este proceso del encuentro con Cristo significa descifrar el misterio de Cristo, para que se traduzca a lo nuestro y al de los jóvenes. Es necesario que el proceso educativo llegue al encuentro de la belleza del rostro de Cristo.
COMISIÓN REDACCIÓN DE CONCLUSIONES:
COLEGIO PIO XII
Responsables elaboración de síntesis y conclusiones
1. Lic. Villma Soto Rollano
2. Lic. José Luis Torrico Aliaga
3. Lic. Naira Terceros Paz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *