La oveja perdida, es la oveja amada

Iglesia Viva 03.06.15//Homilía de Mons. Fernando Bascopé Muller, Obispo Castrense de Bolivia, proclamada en la eucaristía del personal de la Conferencia Episcopal Boliviana, del viernes 3 de junio, en la Solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús,.

Cuando uno pierde una cosa si es de valor la busca. Si ama ese objeto busca por todas partes, pero si pierdo una cosa que no tiene valor, lo dejo perdido.
El Evangelio anota…Con alegría llama y dice la oveja que amaba…
1.    Según el evangelio.
Es por eso que nos unimos a Juan y Lucas, Es el Buen pastor que ama Jesús se auto – revela como el Buen Pastor.
Jesús lleva a cumplimiento las promesas de Dios y las esperanzas del pueblo. “Suscitaré un pastor que las apacentará, David, mi siervo. El las llevará a pastar, será su pastor” (Miq 5,3;Ez 34, 23-31; Jer 3,15,23,35;Sal23;Zac 13, 7-9).
Este Pastor no solamente las lleva a un buen lugar para alimentarlas, cumple la profecía… Las llevaré a un monte de Israel Ez 34, 13… en se monte-calvario ofrece su vida por ellas., v11. Ahí está el punto esencial de la relación del mesías; así establece una nueva relación de conocimiento íntimo, de comunión, de intercambio recíproco de amor.
Esta es en definitiva la revelación que el Pastor – Jesús propone al hombre, un designio de salvación y de amor que se encuentra en el acontecimiento de la cruz Jn3, 16; 1Jn 4,9, “en esto se manifestó el amor de Dios, en que nos dio su Hijo”.
El Padre me ama – “porque yo doy mi vida”v17. Murió por los impríos Rm5,6. Estamos justificados por su sangre Rm 5,9. Fuimos reconciliados con Dios por la muerte de su Hijo. V10.

20610603buenpastor
2.    Miremos esta imagen.
La Imagen del Buen Pastor del autor, María Pia Giudici.
Jesús esta inclinado, el amor desciende desde arriba, toma la condición de siervo, como se inclina para lavar los pies a los discípulos Jn 13. Así tiene la forma de acogida, de protección para la oveja.
Jesús se agacha donde esta la oveja para darle vida.
Se observa la comunicación directa entre los ojos de Jesús y la oveja, mira al interior de la oveja.
Jesús el Buen pastor se presenta con las llagas de la cruz, los signos de los clavos.
Colores: Rojo, predomina en todo el cuadro, es signo de amor que da la vida. Es rojo de la sangre que da vida. Es la misericordia.
Rojo con manchas negras, simboliza el mundo manchado por el pecado, donde estaba perdida la oveja que amo.
Rojo del manto, es más cálido, sereno representa la vida que nos comunica Jesús.
Amarillo: es el color con que se representa la vida que nos comunica Jesús.
Amarillo, es el color con que se representa la realeza, Cristo es rey que da vida, su ser Dios y hombre verdadero.
Negro, la oveja está inmersa en el misterio del amor.
Azul El símbolo de las aguas del bautismo que surge el agua desde la cruz. El Bautismo nos genera, la oveja tiñe de azul de la vida de gracia recibida hoy en el bautismo. El azul comunica a la oveja desde la cruz, desde donde Jesús nos devuelve a la vida en plenitud.
3.    Escuchando el magisterio
El Palio.
“El primer signo es el palio, tejido de lana pura, que se pone sobre los hombros. Este signo antiquísimo, que los Obispos de Roma llevan desde el siglo IX, suele ser considerado como una imagen del yugo de Cristo, que el Obispo de esta ciudad, el siervo de los siervos de Dios, toma sobre sus hombros. El yugo de Dios es la voluntad que nosotros acogemos…En realidad el simbolismo del palio es más concreto aún: la lana del cordero representa la oveja perdida, enferma, débil, que el pastor lleva a cuestas pasra conducirla a las aguas de la vida. La parábola de la oveja perdida, que el pastor busca en el desierto, fue para los padres de la Iglesia una imagen del misterio de Cristo y de la Iglesia. La humanidad – todos- nosotros oveja descarriada en el desierto que ya no puede encontrar la senda. El Hijo de Dios no consiente que ocurra esto; no puede abandonar la humanidad a una situación miserable. Se alza en pie, abandona la gloria del cielo para recuperar la oveja e ir tras ella incluso hasta la cruz. La pone sobre sus hombros, carga con nuestra humanidad, nos lleva a nosotros mismos, pues, Él es el buen pastor, que da la vida por las ovejas. El palio indica primeramente que Cristo nos lleva a todos nosotros. Pero, al mismo yiempo, nos invita a llevarnos unos a otros” Benedicto XVI, Homilía del inicio se su pontificado, 22 de abril 2005.
El Pastor.
“El Obispo siempre debe fomentar la comunión misionera en su Iglesia… por eso, a veces estaré delante para indicar el camino y cuidar la esperanza del pueblo, otras veces estará simplemente en medio de todos con su cercanía sencilla y misericordiosa, y en ocasiones deberá caminar detrás del pueblo para ayudar a los rezagados y, sobre todo, porque el rebaño mismo tiene su olfato para encontrar nuevos caminos”, Francisco, Evangelii Gaudium, 31, 2013.
Conclusión.
Nosotros. El discípulo tiene al Buen pastor como modelo: él ha dado la vida por nosotros… también debemos da la vida por nuestros hermanos” 1 Jn 3,16.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *