Vicariato Apostólico Ñuflo de Chávez: Convivencia de Monaguillos

Igelsia Viva 13.04.16//iglesianuflo.org//Estamos en el año de la misericordia, para el papa Francisco, la misericordia no es una palabra abstracta, sino un rostro para reconocer, contemplar y servir. Y así lo manifiesta en la Bula de la Misericordia con la que convoca al Jubileo: “Jesús de Nazaret con su palabra, con sus gestos y con toda su persona revela la misericordia de Dios. Nada en Él es falto de compasión”. Luego agrega: “su Persona no es otra cosa sino Amor, un amor que se dona y ofrece gratuitamente.

Bajo este tema, el sábado 9 de abril de 2016 en la parroquia de San Martín, núcleo 23, se llevó a cabo la primera convivencia de monaguillos (as), de la zona de tierras bajas.
Nuestra convivencia empezó con la oración, que estuvo dirigida por la Hna. Victoria, en la cual nos hizo reflexionar sobre el “Padre Misericordioso”. Seguidamente se hizo unas dinámicas de integración y ambientación. Luego el Pbro. Pascual Opimi expuso el tema sobre el año de la misericordia, que nos invitó a buscar el perdón entre nosotros mismo y con Dios Padre. Luego se hizo un trabajo de grupo, en el que se reflexionó sobres las obras de misericordia, en este sentido cada parroquia se comprometió a vivir una o dos obras de misericordia en todo este año jubilar y se programaron actividades según la obra que se había elegido. Por tanto lo que más sobre salió del trabajo de grupo fue:
Obra de Misericordia:
    Visitar a los enfermos.
    Corregir al equivocado.
    Rezar por los vivos y los muertos.
    Dar de comer al hambriento.
Actividad:
    Visitar a los enfermos en el hospital y en las casas para expresar nuestra solidaridad.
    Rezar antes de cada misa por los vivos y los muertos.
    Recolectar alimentos y compartir con las personas que pasan necesidad en nuestra comunidad.
Finalmente se concluyó nuestra convivencia con una pequeña adoración al Santísimo, ofreciendo a Dios nuestro compromiso y servicio como monaguillo, también hemos rezado la coronilla a la Divina misericordia en presencia de Jesús Sacramentado.
Agradecemos a Dios por este bonito espacio que hemos vivido, en el cual se sintió la alegría de ser servidores del Altar y se renovó nuestro compromiso como monaguillos y monaguillas de todas las parroquias de la zona de tierras bajas.

Pbro. Adalid Ordoñez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *