Comunicado: Obispo de El Alto llama a la paz, ante violenta toma de la Alcaldía Alteña

Iglesia Viva 17.02.16. (audio-comunicado)Según el informe oficial del hospital Holandés seis personas fallecidas y más de una decena de heridos dejó la violenta jornada de protestas en la ciudad de El Alto, tras que padres de familia de la urbe tomaran las dependencias de la alcaldía. En este contexto el Obispo de la diócesis de El Alto Mons. Eugenio Scarpellini llamó a la población a la paz y serenidad.

“Primeramente, quiero manifestar que es un día de luto para El Alto, para todo nuestro país Bolivia y un día de luto para la democracia. Quiero hacer llegar mis condolencias a todos los familiares de los fallecidos, a las autoridades de la ciudad de El Alto por la muerte de sus compañeros de trabajo. Quiero rezar a Dios y acompañar a todos los que están en los hospitales, que Dios pueda devolverles la salud.

Quiero decir a toda la ciudadanía que no es posible que divergencias políticas lleven a la muerte. Nosotros somos capaces de vivir en comunión y fraternidad siempre y cuando respetemos a las personas y ponemos su vida encima de cualquier situación.

Lo que hoy se ha hecho en nombre de ideologías de posiciones distintas han llevado hacer morir a personas. La ciudad de El Alto, el país Bolivia necesita vida no necesita muerte. La ciudad de El Alto necesita unir esfuerzos entre todos para crecer y mejorar. Los enfrentamientos no ayudan. El camino de diálogo y respeto es lo que realmente vale.

12744078_1699112240363075_1Y permítanme un llamado fuerte a los que están detrás de estos hechos materiales e ideológicos preséntense frente a la justicia. Dios sabrá perdonarles a ustedes pero ustedes preséntense frente a la justicia humana porque tienen que responder por sus actos y ser honestos con toda la ciudadanía. Dios seguramente más grande les perdonará. Pero la ciudadanía necesita respuestas, necesita esperanza para el futuro y quien comete atropellos contra la vida humana obviamente no puede seguir en estos actos delictuosos.

Pidamos a Dios en este año de la misericordia que nos haga crecer en el camino de la reconciliación y atención mutua hacia unos y otros, solo así podemos construir el futuro digno y esperanzador para cada persona.

En este momento escuchamos rabia e indignación, escuchamos la manifestación y deseos de justicia, como Obispo de El Alto pido que si bien los sentimientos humanos son comprensibles en esta situación tan dura para nuestra ciudad, en este momento apacigüen sus ánimos para que no hayan otros hechos de violencia, busquemos entre todos calmarnos en este momento y pedir a Dios la serenidad, pero también pedir a las autoridades que emprendan el camino para dar con los responsables y encontrar la justicia porque solo ella apaciguará los ánimos

A todos los habitantes de El Alto les digo, estos hechos no pueden dañar el camino emprendido para construir una ciudad nueva, hagámoslo ahora con esfuerzo, dignidad, valentía y en paz”.

Mons. Eugenio Scarpellini

Obispo de la Diócesis de El Alto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *