CELAM: El desafío es fortalecer la pastoral familiar de América Latina y el Caribe

Iglesia Viva 10.02.16. “Cerca de 30 participantes se congregaron en Sucre para socializar las conclusiones del primer congreso latinoamericano de agentes de pastoral familiar que se celebró en Panamá el 2014 donde reflexionaron diversos temas sobre la familia y las respuestas pastorales para la nueva evangelización y también como respuesta al sínodo de la familia que se realizó el año pasado”, dijo Padre Antonio José Velásquez Delgado – Secretario Ejecutivo del Departamento de Familia, Vida y Juventud del CELAM (Consejo Episcopal Latinoamericano) presente en el Post Congreso de Pastoral Familiar de la Region bolivariana andina realizada la pasada semana en Sucre.

P. Antonio dijo que la pastoral familiar de esta región también reflexiono las conclusiones a la luz de un matrimonio y un obispo que participaron en el sínodo por la familia, “poder trabajar lo que serán las orientaciones pastorales de una pastoral familiar para América Latina y el Caribe, ese es el gran desafío que tenemos como pastoral familiar, como responder a nivel desde Latinoamérica y el Caribe luego de esta reflexión que se hizo a nivel latinoamericano con el congreso y con el reciente sínodo, esperando gozosos este documento que nos enviará el Papa Francisco , deseamos poder seguir aportando y construir nuestras orientaciones”.

Como conclusión general de este congreso latinoamericano realizado el 2014 dijo que salieron a la luz una prioridad como lo es la evangelización por la familia, “debe ser esa prioridad, esa necesidad a la cual debemos dar respuesta de nuestras diversas instancias de la Iglesia, llámense conferencias, llámense arquidiócesis, diócesis, parroquias, comunidades, movimientos, instancias de comunión y participación que tienen nuestras Iglesia a la cual debemos dar una respuesta evangelizadora a la familia”.

La Pastoral Familiar a la cabeza del CELAM lleva adelante  un proyecto denominado “el redescubrir la identidad y la misión de la pastoral familiar”, “esta misión que tiene para con la familia es fortalecer esa identidad, esa misión y ese protagonismo que debe tener la familia y el acompañamiento que le debemos ofrecer a las familias en especial las que viven diversas situaciones o realidades como las familias heridas, el poder dar una respuesta que verdaderamente les permita de sentirse acogidas, acompañadas, evangelizadas y más aun que se sientan también  parte de una Iglesia que como madre y maestra que les acoge pero que también les educa, les enseña y les ayuda a responder en esa invitación  que les hace el Señor de ser evangelizadores de otras familias y que acogiendo ese mensaje, esa buena noticia como familia puedan transmitirla a las demás siendo discípulas misioneras”.

Mensaje para toda las pastorales familiares de Bolivia y el Mundo

“En primer lugar animarles a seguir adelante, la Iglesia nos invita a estar en salida, nos invita a vivir en la conversión, la Iglesia nos invita a estar alegres  de anunciar esa buena noticia a la familia, como agentes de pastoral familiar que peregrinamos tanto aquí en Bolivia como en diversos países donde nos encontramos tenemos un gran reto, tenemos una gran responsabilidad, una gran invitación que nos ha hecho el mismo Señor que es llevar la buena noticia, la alegría del Evangelio a las, asimismo acoger y acompañar en los diversos procesos e impulsar para que esta familia acogiendo esta invitación del Señor puedan convertirse luego en discípulos misioneros que puedan también proclamar y anunciar la experiencia de encuentro de acogida, de acompañamiento que han sentido en la pastoral familiar para que ellos sintiéndose así puedan ser luego protagonistas, puedan ser objeto y sujeto de esta evangelización que tiene la pastoral familiar para con ellos y como agentes de pastoral familiar en las diversas circunstancias o dificultades que se nos puedan presentar no desanimarnos, seguir adelante  y saber que la invitación es salir, salir de nuestras fronteras, salir en búsqueda de aquellas ovejas que se sienten perdidas, que se sienten heridas que se sienten excluidas y anunciarles con amor y alegría ese mensaje de salvación que Cristo una vez más viene a anunciarle a las familias a través de cada acción pastoral que nosotros realizamos desde nuestra pastoral familiar”.

Finalmente P. Antonio  agradeció a los delegados que llegaron desde Colombia, Ecuador, Venezuela y los hermanos de Bolivia, al Arzobispo de Sucre Monseñor Jesús Juárez y Mons. Braulio Sáez, Responsable de la pastoral familiar de la Conferencia Episcopal de Bolivia, y finalmente al responsable de Pastoral Familiar de la CEB Mario Ríos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *