Iglesia presenta decálogo del deterioro físico que sufre el Planeta Tierra

Iglesia Viva 12.10.15//ANF//El sacerdote y teólogo jesuita, Víctor Codina, en su intervención en el diálogo interreligioso por el “Cambio climático y la cultura de la vida” en la primera jornada de la II Conferencia Mundial de los Pueblos Sobre el Cambio Climático, dio a conocer un decálogo acerca del deterioro que sufre la Tierra desde hace más de 200 años, por ello, considera necesario tomar en cuenta una responsabilidad más humana y desde la espiritualidad, sea cual sea el credo profesado.

La Conferencia se desarrolla en Tiquipaya, Cochabamba, con la participación de delegaciones nacionales e internacionales, y pretende debatir sobre diferentes temáticas que contemplan proyectar soluciones al problema del calentamiento global, y que serán compiladas para ser expuestas en la Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP-21) en París en diciembre próximo.

A continuación se detalla el decálogo propuesto por Codina:

1. Nunca la humanidad había destruido tanto la naturaleza como en los últimos 200 años y ahora los que más sufren las consecuencias son los pobres.

2. Ante esta realidad es necesario una toma de conciencia, un trabajo en conjunto. Hace falta una autoridad vinculante, un tribunal que pueda ser una solución a este problema.

3. La crisis ecológica no solo es científica, económica o política, sino una crisis humana cultural, ética, una crisis de valores. El actual modelo económico carece de valores y su fin es el lucro económico explotando la naturaleza, marginando a los pobres.

4. Ante este momento, se debe apelar a la sabiduría de las culturas y religiones, a la espiritualidad, es decir, la relación del ser humano con Dios, sea cual sea la creencia.

5. Esta espiritualidad se concreta en diversas religiones, esta dimensión es cultural al ser humano. La neurociencia dice que las creencias ayudan a vivir bien y a soportar las dificultades de la vida. Las creencias ayudan al problema ecológico de la tierra.

6. La dimensión de la espiritualidad y religiosidad nos ayuda a construir una cultura de la vida, a vivir bien frente a la tentación de vivir mejor a costa de dejar en la miseria a otros sectores de la humanidad.

7. A las religiones les urge a un cambio de vida, a una conversión ecológica integral a un tipo de vida más sobrio y sencillo para sentirse parte de la Madre Tierra.

8. Esta cultura de la vida debe materializarse en cosas concretas, que van desde ahorrar agua y luz, hasta buscar energías alternativas, no contaminantes, cuestionar transgénicos, oponerse a centrales nucleares, etc.

9. Los que profesan fe cristiana, la cultura de la vida es el mundo creado por Dios. El ser humano no es dueño de la creación, sino su guardián y colaborador de la obra de Dios.

10. La encíclica del Papa Francisco “Laudato Si” se dirige a todos los habitantes de la Tierra, ofrece una profunda reflexión sobre el cuidado de la casa común y llama a todas la religiones a ofrecer un sentido de motivación en esta defensa de la Tierra. Víctor Codina es sacerdote jesuita y teólogo de origen español, vive desde hace más de tres décadas en Bolivia. Tiene experiencia pastoral con comunidades de base y como docente de teología tanto de laicos como de consagrados, y es autor de numerosos libros y artículos sobre eclesiología, teología de la liberación, vida religiosa y otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *